Artículos con la etiqueta ‘Facebook’

Actualidad tecnológica » Economia » Portada

El camino de Tuenti (a Tuentistar)

Llevaba tiempo queriendo escribir un post sobre la red Tuenti, seguramente la red social con más pegada en España entre los teenagers, con el permiso de Facebook, claro.  Sin embargo, según dicen sus fundadores, Tuenti no es una castellanización del “twenty” inglés, coincidente con la edad de la mayoría de sus pobladores, sino un acrónimo de TU ENTIdad.

Tuenti nació en 2006 al albor de Facebook, creada por Zaryn Dentzel un estudiante americano de la Universidad de Deusto, y al parecer, sin los vaivenes neonatales de la americana llevados al cine a las primeras de cambio, con Marck Zuckerberg (fundador de Facebook) en el punto de mira, muy a su pesar.

Seguir Leyendo »

12/01/2011 Escrito por » Comentarios desactivados en El camino de Tuenti (a Tuentistar)

Actualidad » Cine y teatro » Cultura » Portada

El making off de “La red social”

En cuestión de milésimas de segundos, uno cae en la cuenta de que es anormal tanto éxito en tan poco tiempo. El 4 de febrero de 2004 Mark Zuckerberg, estudiante neoryorkino de segundo curso, puso en marcha Facebook.

Su objetivo no era otro que comunicarse con sus amigos de la Kirkland House -su colegio mayor- y de la Universidad de Harvard para valorar el aspecto físico de las chicas del campus.

Seguir Leyendo »

11/10/2010 Escrito por » Comentarios desactivados en El making off de “La red social”

Internet » La Redacción » Portada » Redes sociales » Tecnologia

La presunta asesina de Seseña y las redes sociales

Las redes sociales no viven de espaldas a la actualidad informativa y en ocasiones de hecho forman parte de la misma. En los últimos meses hemos visto numerosos casos dónde, por ejemplo, los medios consiguen material informativo rápidamente gracias a las redes sociales (fotografía de un atentado en Bilbao en que se colgó en Twitpic y de la cual hicieron uso varios medios). También hemos tenido casos más díficiles de tipificar como el descubrimiento de la fotografía de los presuntos etarras, Jon Rosales y Adur Arístegui, con la camiseta de la selección española de fútbol, debido a que estaba publicada en el perfil de Facebook del primero de ellos.

Y podríamos seguir citando casos tanto a nivel nacional como internacional en los cuales las redes sociales han originado o complementado la actualidad informativa. Sin embargo, esta semana se ha producido un caso particular que me ha llevado a realizar esta reflexión: a estas alturas prácticamente todos conocemos el hallazgo de una niña muerta en la localidad de Seseña y la posterior detención de la presunta asesina.

Seguir Leyendo »

12/04/2010 Escrito por » 1 Comentario »

Actualidad literaria » Entrevistas » Literatura

Enrique Rubio

Aunque sus estudios son de psicología, sus inquietudes de escritor han dado sus frutos. Desde 2005, se le está reconociendo su faceta de escritor, primero, en concursos de índole regional y posteriormente, a nivel nacional, ganando premios tan relevantes como el IV Certamen Jóvenes Talentos de Booket.

El relato ganador llevaba por título Tengo una pistola y de ahí, surgió la novela homónima que le ha valido buenas críticas de escritores contemporáneos como; Lorenzo Silva, Juan Manuel de Prada y José Ángel Mañas.

En estos momentos ultima su segunda novela.

Enrique Rubio 2Pregunta – En estos momentos, te encuentras ultimando tu segunda novela, ¿nos puedes adelantar algo de ella? ¿Continuas la senda abierta (la argumentación en torno al concepto socio-tecnológico) en la primera?

Respuesta – Las nuevas tecnologías están presentes pero en esta segunda serán algo más secundarias. He experimentado con otros muchos tipos de formato, no sólo con los tecnológicos. Como hay que etiquetarlo todo (la primera la bautizaron con “novela 2.0), esta segunda yo la llamaría “Bio Collage Sucio 3.0”. Lo digo medio en broma medio en serio. Las etiquetas son inevitables.

¿Pretendes mover comercialmente esta nueva novela vía redes sociales como sucedió en la primera o esta vez será la editorial la encargada de hacer el “trabajo sucio”?

Te aseguro que la novatada ya la he pagado. Y los resultados en Internet son muy pobres debido a la saturación, pues todo el mundo está haciendo lo mismo. Nadie atiende, todo el mundo manda sus anuncios, hace su marketing, pero no nos escuchamos. Facebook, por ejemplo, es un  diálogo de sordos totalmente agotado.

Antes para llegar al público había un intermediario que tenía que confiar en ti, ahora basta con confiar uno en sí mismo. ¿Realmente tenemos todos algo nuevo que decir? ¿Qué motivos has visto en tu propia obra para decidirte a dar un paso más?

Internet tiene ese lado positivo, cualquiera puede hacer público su arte, pero eso ha llevado a una saturación y ahora mismo lo de menos es publicar algo en la red. Soy pesimista con Internet. Creo que el poder lo siguen teniendo las grandes empresas, las grandes campañas de publicidad.

Internet ha favorecido la proliferación de numerosos escritores, músicos, fotógrafos y artistas en general, pero el filtro de calidad se mide igual que las audiencias televisivas cuántos más amigos o comentarios se tiene, ¿esto crees que puede desvirtuar la producción de los autores que se deben a un “público” más o menos fijo?

Cada filtro de calidad tiene sus inconvenientes. Ya sea un crítico especializado, una editorial o una masa de ciudadanos corrientes y molientes que miran Internet, siempre será algo subjetivo. Creo que tiene el mismo valor un fenómeno que se propague por Internet que un libro que saque y promocione una editorial. O quizá sea algo más fiable algo que surja de la masa. No lo tengo claro, pues lo que le guste a la mayoría tampoco tiene por qué gustarte a ti. Al final, siempre tendrás que arriesgar a la hora de acercarte a una película, un libro o un disco. Hasta que no lo pruebes no sabrás realmente si te gusta o no.

Paul Auster dijo hace un tiempo que los nuevos escritores escribían de un modo altamente cinematográfico porque vivíamos (o seguimos viviendo) en una época profundamente audiovisual. Con la nueva revolución tecnológica de la información, ya no solo cambia el contenido de la obra sino el canal de difusión. ¿Crees que en este sentido contenido y canal comienzan a ser indisociables? Los antiguos canales todavía siguen teniendo gran importancia, pero, ¿como ves el futuro en cuanto a las formas de distribución literarias? Porque, tú, finalmente, has decidido difundir tu obra por varios canales (clásicos y nuevos) pero quizá, en un futuro la tendencia acabe por decantarse por un lado u otro. ¿Qué opinas al respecto?

Vivimos en una época de transición en muchísimos aspectos y ámbitos. Nadie tiene ni idea de adonde nos dirigimos. Todo son especulaciones. Sólo puedo decir que ninguna respuesta sencilla será suficiente. El mundo es muy complejo. Mi intuición me dice que Internet no va a desbancar a los canales clásicos en muchos años y que, aunque los libros se vuelvan digitales, las grandes editoriales van a seguir teniendo el control de la producción y las ventas. La radio no murió con la televisión, el cine no murió con el vide, Internet tampoco acabará con la televisión.  Quizá se ampliarán las opciones, se hará todo más complejo y diversificado, pero convivirán todos los medios. Aunque repito, dudo de todo

Tengo una pistolaAl hilo de la pregunta anterior, ¿crees que los “dinosaurios editoriales” (editores y escritores) están dispuestos a dar un paso hacia delante tanto en la concepción de las obras como en el formato de difusión (eBook, por ejemplo) o habrá que esperar a una regeneración total? En otras palabras, ¿será el mercado el que determine el rumbo de los autores, o conseguirán los propios autores marcar el rumbo del mercado?

En ese aspecto sí que creo que el libro digital desbancará al papel. Para mi generación, o para mí en concreto, el libro en papel es un anacronismo y un despilfarro económica y ecológicamente hablando. Los autores no pintan nada en el progreso tecnológico. A no ser que salga un decretazo autoritario desde el gobierno, siempre serán los consumidores quienes marquen el camino. El reto será compaginar los derechos de autor con las nuevas tecnologías. Ahí sí tendrá que actuar el gobierno, de lo contrario acabarán con el oficio de escritor, de músico o cineasta y el arte (como creación)  será un hobby que todo el mundo tenga pero por el que nadie cobre.

En tu perfil de Facebook hablas de películas como Kids, Gummo, etc. todas ellas hablan de individuos marginados que sobreviven en su propio universo, tu novela habla de un individuo encerrado en su propio mundo, paradójicamente el individuo solitario encerrado en su habitación tiene una posibilidad de comunicación mayor que cualquier otro individuo que salga a la calle. Al igual que existe el problema de la sobre información la cual puede conllevar a un análisis muy superficial de la propia información, ¿crees que la posibilidad de sobre comunicación conlleva a un aislamiento del individuo?

No creo que sea la sobreinformación lo que nos aísla, sino la dinámica y los valores de la sociedad en su conjunto (competitividad, individualismo capitalista…)  y los déficit de la tecnología actual. Hoy en día coinciden aislamiento y saturación informativa pero no están relacionados como causa y efecto. Han aumentado las posibilidades comunicativas en cuanto a compartir información , mandar mensajes, estar localizable, pero nuestra naturaleza está programada para relacionarnos con otros canales que han sido amputados, como el tacto, el olor, la mirada, los gestos, el tono de voz, por eso este progreso (móviles, chats, emails, redes sociales…)  nos causa tanto vacío. El progreso tecnológico no cubre nuestras verdaderas necesidades afectivas y sociales. Tal vez cuando la tecnología avance e implante todos los canales amputados, entonces volveremos a sentirnos satisfechos, entonces estaremos en Matrix totalmente, aunque no lo digo como una desgracia apocalíptica, pues si cubre nuestras necesidades, no importa que sea real o totalmente virtual, pues lo virtual no tiene menos valor que lo “real”, pues lo real sigue siendo un invento del cerebro. Siempre he pensado que prefiero un paraíso virtual a un infierno “real”. No sé si me explico.

Douglas Coupland en su libro jPod nos cuenta las andanzas de un grupo de freaks inadaptados muy inteligentes que desarrollan videojuegos, esas personas existen en la vida real, ¿no resulta curioso que los productores de las herramientas en las que la historia de la humanidad va a desarrollarse sean personajes que no han sabido vivir en el mundo real? En la novela de Coupland se habla de los creadores, y tú en tu novela de los usuarios, ¿se puede hablar de un sometimiento del inadaptado a otros inadaptados?

Los videojuegos son un refugio para el mundo actual, ya seas creador (pues el artista en general es un inadaptado que huye de la realidad)  o usuario. Todos los creadores de videojuegos han sido usuarios empedernidos de videojuegos, por lo que es normal que la inadaptación sea un común denominador. El consumidor que sea fan de un determinado “producto” artístico, de un artista o de un estilo,  tiene muchas cosas en común con los creadores de esa obra o estilo. Seguramente su modo de pensar, sus experiencias, sean similares a las vividas por el autor. Todo es comerciable. Existe un mercado para los adaptados y existe un mercado para los inadaptados. Nadie se escapa. El sistema saca dinero de todo hijo de vecino, por excéntrico, rebelde o especial que sea.

Muchas gracias Enrique, ha sido un placer verte por elmundodewayne.es.

*Entrevista realizada por EME y Asperger*

Enrique Rubio

26/02/2010 Escrito por » Comentarios desactivados en Enrique Rubio

Articulo Destacado » Artículos » Columna Jaime Estevez

2009, el año en que nos hicimos mayores

20092009 fue el año en el que superamos la edad de la inocencia, en el que descubrimos que la vivienda también puede bajar, que se puede dejar de comprar periódicos sin estar menos informados y que un ERE no es el fin de mundo.

2009 fue el año en el que Facebook pasó de 100 a 350 millones de usuarios amenazando con desbancar a Google del podio de las audiencias aún a costa de encontrarnos por allí incluso a nuestra suegra.

2009 fue el año en el que el denostado Twitter pasó de 4 a 60 millones de usuarios, abriendo telediarios por todo el mundo a costa del oscurantismo iraní, los aviones estrellados y la supuesta intimidad de famosos y famosas.

Seguir Leyendo »

15/01/2010 Escrito por » 2 Comentarios »

Página 1 de 212