El Hombre del Califa » Literatura

3. Un buen comité de recepción

manzur

A Manzur le costaba creer que Greco fuera una mujer. Se pasó la mano por la frente y pensó en las habladurías acerca de cómo Greco despellejaba a matones de barrio y pichones de coche tuneado. Miró a la mujer, se quitó la chupa de motorista y se la tiró.

-Detesto a la gente con doble moral. No eres tan diferente de mi, pintora de brocha gorda -dijo Manzur. Se pasó la lengua por la sangre que le resbalaba por la cara-. ¿Cuánto te paga el Barón por cada pellejo pintado?
-Lo mismo que solía cobrar tu madre: nada -Greco se puso la chupa y sonrió con dificultad, le dolía la cara-. Hay una gran diferencia entre nosotros, mulo. El motivo. Todo son motivos y protocolos en esta mierda de ciudad. Lo que yo hago, tiene un motivo, la justicia. También tiene un protocolo, la venganza.
-O has leído muchos comics, o el Barón te ha lavado la sesera -sacudió la cabeza-. Lo mío es más sencillo: toda vida tiene un precio. Algunos pagan por quitarla, otros por mantenerla.

Seguir Leyendo »

Escrito por » Comentarios desactivados en 3. Un buen comité de recepción