Actualidad solidaria »Mundo »

Economía y signos de una #revolution

Hace ya 5 meses la industria editorial miró hacia Sol y a las caras entusiastas que replicaban una imaginería de plaza Tahir. Después, tras recorrer los huecos en sus rotativas y sus balances de ingresos, algunas de las pequeñas y las grandes editoriales vieron la oportunidad de seguir haciendo lo que llevaban mucho tiempo haciendo o, bien, de incorporar nuevos discursos.

La rapidez con la que el movimiento 15M se ha pensado a sí mismo o ha sido pensado por otros podría hacer las delicias de Braudillard y de su Crítica de la Economía Política del Signo.

Si los libros-panfleto sobre la crisis (La Economía no existe, ¿Porqué se cayó todo y no se ha hundido nada?, La crisis que viene, Manifiesto de Economistas Aterrados…) circulaban con ganas, no iba a pasar menos con los libros que reflexionaran sobre la espontánea expresión del hartazgo de los “indignados”.

Así, la literatura sobre el movimiento social reciente prolifera en las estanterías de bibliotecas y librerías. Análisis rápidos, en su concepción y digestión, pero también voces de los protagonistas y algunos ensayos más sesudos y vinculados con “lo que ya existía” pueden encontrarse entre ellos. La retroalimentación entre literatura y movimiento es una constante.

DE BASTILLAS, ADAPTACIONES Y PANFLETOS

No en vano, la expresión “de la indignación al compromiso” acuñada por algunos sectores para este 15-Octubre viene del segundo libro de Stephan Hessel, veterano de la conciencia cuyas ventas han reportado al grupo Planeta los jugosos beneficios. Por otro lado, el fenómeno Hessel puso de manifiesto que la cuna europea de conceptos políticos y referentes terminológicos masivos continúa siendo Francia.

Cuando el panfleto “Indignaos” estaba en la cresta de la ola con su apelación a La Resistance, comenzaron a publicarse libros a la española en la misma línea, como “Reacciona” de editorial Aguilar, en donde Rosa María Artal recopilaba artículos de distintos analistas, algunos de ellos peregrinos y casi biográficos como el del Juez Garzón. Era el mes de abril.

Después, las redes se pusieron en marcha y solo fue cuestión de (poco) tiempo, para que la movilización, las proclamas, los puntos de acuerdo y de desacuerdo, y, por supuesto, para que la pequeña y la gran industria editorial hicieran lo propio.

MIENTRAS HIERVE EL MOVIMIENTO

No habían pasado ni 3 semanas de nacer el movimiento de los indignados en las plazas cuando la editorial La Catarata ya publicaba, de la mano del politólogo Carlos Taibo, “Nada será como antes. El movimiento del 15”, libro del que meses después hemos encontrado una versión ampliada en el 15-M en 60 preguntas. Libros del lince sacó su pequeño panfleto “Las voces del 15-M”, con contribuciones directas de las plazas, Mandala Ediciones su “Indignaos. Las voces del 15-M” y Temas de Hoy, de Planeta, articulaba “No nos representan. El Manifiesto de los Indignados”, entre muchas otras.

Dependiendo de calidad e intereses, se han movido más o menos, pero en todo caso, estas publicaciones constituían una apuesta segura que puede verse tanto en los escaparates del Corte Inglés de la Puerta del Sol como en librerías alternativas.

EL OCTAVO ARTE: LAS ROTATIVAS SIGUEN EN PIE

En julio y agosto, Españistan de Alex Salo (editorial Glenat) circulaba por las redes, dos nuevas obras gráficas saldrían a la luz gracias a las contribución de veteranos y nuevos aficionados del cómic y bajo la visión comercial de Dibbuks y Norma. En su competición por ganarse los afectos indignados ambas editoriales eligieron dos estrategias distintas visibles en nuestro ciber-universo: Mientras Dibbuks facilita la descarga gratuita de su “Yes we Camp”, al tiempo que la vende en librerías; Norma promueve Revolution Complex desde un blog de ida y vuelta.

Hasta que punto pensarse y vivir de la autorreferencia alimenta o consume será un debate que dejamos para dentro de unos meses.

Autoría de la imagen: ºººPaulaººº en Flickr

También te puede interesar...

  • 750 días de contenidos nos han ofrecido una pequeña dosis de lectura al menos. Procesos electorales, conflictos, emergencias humanitarias, debates energéticos, cumbres sobre el Cambio Climático, p ...

  • Bolivia planteó este martes proponer un impuesto mundial de carácter voluntario para recaudar los fondos necesarios para la lucha contra el calentamiento global. El impuesto estaría asociado a ...

  • Más interesante que todas las inauguraciones de museos y exposiciones que se están llevando a cabo estos días por toda la geografía española (previas a la precampaña electoral) , me parece esta we ...

Comments are closed.