Otros »Reciclaje 2011 »

Gaddafi y la doble moral internacional

Nunca antes los archivos fotográficos  mundiales han dado un tortazo tan claro a la doble moral que se aplica con los dirigentes/dictadores de algunos países. Gaddafi, que actualmente ha pasado a ser un villano despiadado, se ha reunido en muchas ocasiones con la mayoría de los líderes mundiales y ha sido uno de los ‘aliados’ en el norte de África.

Desde que llegara al poder hace 40 años, su represión a cualquiera que le llevara la contraria o sus excentricidades en los países que visitaba han sido su carta de presentación. Hasta ahora todo el mundo miraba para otro lado, pero desde hace unos meses parece ser que algo ha cambiado. Hasta entonces, eso sí, Gaddafi ha sido considerado un buen inversor, se le ha vendido abundante armamento y, como no, ha jugado con el petróleo de trasfondo.

Gaddafi ocupó los titulares de los periódicos durante los años ochenta cuando sus continuas peleas con Estados Unidos especialmente con el presidente Reagan, que le acusó de financiar al terrorismo internacional, lo colocaron en la lista negra mundial. El momento más tenso fue en 1986 cuando el Ejército libio atacó una fragata de Estados Unidos. La respuesta no se hizo esperar y en el bombardeo estadounidense murió una hija del mandatario. Desde entonces Gadafi ha clamado venganza.

En esta década también se le relacionó con numerosos atentados repartidos por la geografía mundial. Uno de los más destacado fue el de Lockerbie. Un avión americano hacía el trayecto de Alemania a Estados Unidos, cuando sobrevolaba Gran Bretaña estalló con lo que murieron las 259 personas que iban en el vuelo, además de otras 11 que estaban en tierra. La Justicia inculpó a dos ciudadanos libios pertenecientes al servicio secreto del país.

DEJA DE SER TAN MALO

Sin embargo, con los cambios de gobierno en Estados Unidos y la llegada de los noventa la tensión se fue relajando o más bien congelando en forma de petróleo. Durante la etapa de Bill Clinton, el perfil de Gadafi se mantuvo como el del dictador ‘peculiar’ al Norte de África con el que había que llevarse bien por las materias primas que tenía.

La política de ‘mirar para otro lado’ fue favoreciendo al monstruo que llevaba dentro Gaddafi: controlaba su país a su antojo y encima se codeaba con los mandatarios de todo el mundo. En 1996 durante un partido de fútbol la afición comenzó a cantar consignas contrarias al régimen. Los hijos de Gaddafi estaban viendo el partido y su respuesta fue que su escolta privada empezó a disparar a los asistentes por criticar al gobierno.

Con el surgimiento de los movimientos sociales en otros países de su alrededor, Libia tenía muchas papeletas de sufrir las revueltas. Y eso que muchas potencias mundiales seguramente esperaban que todo siguiera igual porque de lo contrario perderían a un gran comprador de armas. Francia, Gran Bretaña o Italia son algunos de los países que se lanzaron a vender armamento en el momento que la Unión Europea y Naciones Unidas quitó el embargo que había sobre Libia desde los años ochenta. Durante 2008 y 2009 Gadafi se gastó 595 millones de euros en su presupuesto militar.

BUEN INVERSOR

Lo mejor de todo es que también se transformó en un gran accionista. El fondo de inversión de Libia entró a formar parte del accionariado de muchas de estas empresas donde en algunos casos llegó a alcanzar el 2%. España también ha tenido su hueco en la tarta militar de Gaddafi. Indra entró en el concurso que comenzó hace dos años Gadafi para reformar su defensa aérea y parte de su control (la misma que le defiende ahora). La compañía al final sólo intervino en algunos trabajos en el aeropuerto de Trípoli. Eso sí, España vendió cuatro millones de euros en armas, aunque no es uno de nuestros ‘fieles’ clientes como sí lo es Israel.

Con la intervención que comenzó el pasado sábado por la noche, algunas de las principales potencias mundiales han decidido dejar de mirar para otro lado cuando asesinan a civiles en Libia y quizás tratan de limpiar un poco sus conciencias. Eso sí, de paso se quitan a un antiguo enemigo e intentan conseguir algo de “tajada” del abundante petróleo que se acumula en tierras libias.

Fuente de la fotografía: jonkepa.files.wordpress.com

También te puede interesar...

  • Nunca antes los archivos fotográficos  mundiales han dado un tortazo tan claro a la doble moral que se aplica con los dirigentes/dictadores de algunos países. Gaddafi, que actualmente ha pasado a ...

  • "Por lo menos no es Gaddafi". Con esta fría respuesta un alto cargo estadounidense aclaraba a un periodista en una rueda de prensa quienes eran los opositores en Libia. Esta frase ha sido la más r ...

  • Egipto, Libia, Argelia, Arabia Saudí, Marruecos, Túnez. España ha vendido en los últimos años millones de euros en armamento y material de defensa a los países que hoy viven las revueltas por la d ...

Comments are closed.