Cultura »Musexcursión »Recomendaciones »

El “metro” de Estocolmo

Etiquetas: , , ,

Si te vas de vacaciones a Suecia, no dejes de visitar el Metro de Estocolmo. Aunque puede parecer lo menos turístico de una ciudad, el metro está lleno de obras en diferentes formatos, realizadas por más de 100 artistas diferentes. Desde su creación, en la década de los 50´s, las estaciones de metro han estado ligadas al arte.

Ya hace mucho tiempo que observamos a las sociedades nórdicas como referentes en muchas materias, y en general, como sociedades superiores. Y este caso parece que viene a refrendar esta última idea, no por el hecho de aprovechar un sitio tan frecuentado como el metro para albergar obras de arte, sino porque, y aquí viene lo realmente destacable, en Estocolmo consideran que  “con el arte, se ayuda a evitar el vandalismo”.

EL CIVISMO DEL NORTE

Para alguien del sur de Europa, la pregunta que puede surgir rápidamente es: ¿Cuándo eso ha sido un impedimento para los “cafres”? En países como España o Italia es bien conocida la existencia de grupos o individuos que creen que su valor crece por agredir o destrozar un objeto artístico y vanagloriarse de ello. Esto alcanza su máxima expresión cuando además suben a la red el delito de turno.

Sin embargo, el civismo general que reina en los países nórdicos poco o nada tiene que ver con lo anterior. Eso sumado a la inversión que realiza el gobierno sueco, por ejemplo, en arte público, permite que el metro albergue las obras de unos 140 artistas en noventa de sus cien estaciones

BREVE HISTORIA

Una vez vistas estas muestras, lo primero que cabe preguntarse es cómo se ha llegado a alcanzar esta realidad artística. El proceso es largo, ya que su origen lo podríamos situar incluso a mediados del siglo XX como veremos a continuación:

  • 50´s: En esta década empiezan las obras para las primeras estaciones de metro. Se crea la Línea verde. La mayoría de las estaciones se construyen sobre el suelo. La estación de T. Centralen fue la única que incorporó arte desde su creación en esta década, mientras que el resto vieron sus estancias decoradas a partir de los 80´s.
  • 60´s: Se empieza la construcción de la Línea roja. Casi toda se realiza en esta década, con avances técnicos que  mejoran y abaratan la realización de las obras, con mejoras también para los habitantes de la ciudad. La mayor parte de la línea ya se realiza bajo la superficie.
  • 70´s: En vez de revestir los muros con cemento formando una pared lisa, como en la década anterior, en la década de los 70´s se decide cubrir los techos y paredes de las estaciones con una capa de cemento en “spray”, dándo un aspecto de cueva natural (imagen superior). Masmo fue la 1º estación en realizarse así. Los temas que se plantean en los muros de estas estaciones son los que estaban en los titulares de los periódicos de esos años: despoblación rural, destrucción del medio ambiente, de los bosques y la naturaleza. Cuando se acabó la línea azul, se decidió dejar los muros y los techos como realmente eran, lo que las hace únicas en el mundo. Se plantearon desde un trabajo multidisciplinar, con una labor coordinada de ingenieros, arquitectos y artistas para conseguir un conjunto global y unificado.
  • 80´s: Se realizan nuevas estaciones. Algunas se proyectan a modo de “trompeta”, lo que significa que son estrechas por un lado y se van ensanchando hasta llegar al otro lado, con un muro central que permite nuevas incorporaciones de arte en ellas.
  • 90´s: como en las dos décadas anteriores, el metro aumenta su número de estaciones que se proyectan como un todo global, trabajando conjuntamente en los proyectos arquitectos, ingenieros, diseñadores y artistas. Estaciones más viejas se actualizan con los nuevos avances técnicos como iluminación o acceso (ascensores, escaleras mecánicas).
  • 2000: Aunque no se han realizado nuevas estaciones en el nuevo siglo, el metro de Estocolmo sigue viendo crecer sus depósitos de obras de arte para dar personalidad y belleza a cada una de las paradas, tanto con carácter fijo como en exposiciones temporales.

Con todo este proceso, los suecos han conseguido hacer de las líneas de metro poco menos que consolidadas salas de museo, para disfrutar y acercar el arte a los ciudadanos. Concepto, dicho sea de paso, que no dista demasiado de cómo habría que entenderse el propio arte.

pd – ¡Felices vacaciones!

Fuente de la fotografía: fubiz.net

También te puede interesar...

  • Hace unas semanas pude disfrutar de una breve, pero interesante, exposición colectiva que me sorprendió muy gratamente. A través del título "USA Today", pude hacer un recorrido por las diferentes ...

  • En muchas ocasiones el ritmo al que van nuestra vidas es causa de multitud de males. Nos causa estrés, ansiedad, nos hace llevar una mala alimentación y un sin fin de cosas que se podrían añadir a ...

  • El pasado mes de febrero conocíamos que Estocolmo y Hamburgo ganaban los premios Capital Verde Europea para los años 2010 y 2011. Según Europa Press, este nuevo galardón de la Comisión Europea tie ...

Comments are closed.