General »La Redacción »

«Nunca había visto menos atención al contenido»

Iñaki Gabilondo participó anoche en las XIV Jornadas de Comunicación organizadas por el Colegio Mayor Miraflores y la Asociación de Periodistas de Aragón. La sesión se celebró en las instalaciones que albergan a los estudiantes universitarios, bajo el título «Periodistas en transformación: defensa de una profesión (y de un puesto de trabajo)».

La jornada contó con la participación inicial de Ramón Salaverría, Guzmán Garmendia y Miguel Ángel Madrid, cuyas ponencias trataron sobre el perfil de periodista «digital» y nuevas experiencias profesionales y empresariales entorno a lo que se denominó como «era 2.0».

Sin embargo, la ponencia más esperada era sin género de dudas la de Iñaki Gabilondo. Probablemente por experiencia, por popularidad, por respeto profesional y por una lógica expectación por conocer cual era su posición respecto a puntos que están sobre la mesa «periodística» día sí y día también.

Y el mensaje central de Gabilondo estuvo meridianamente claro. Desde su experiencia, jamás había presenciado un momento en el que los cambios tecnológicos (entre otros) acaparasen tanto la atención que el mensaje periodístico (el contenido) y el destinatario habían pasado a un, como poco, segundo y preocupante plano.

ATENCIÓN A LAS HERRAMIENTAS

De hecho, con ese mensaje comenzó Gabilondo su exposición. Resaltando la importancia que no debería perder jamás el mensaje y mostrando sus dudas hacia la «desproporcionada» atención que se le está prestando al «vehículo o herramienta».

Habló también Gabilondo de un estudio que demostraba que asistimos a uno de los momentos de la Historia dónde el periodista sufre una mayor inseguridad a la hora de enfrentarse a su trabajo, a cómo realizarlo. La proliferación de nuevas vías, herramientas, etc, causa en el periodista la sensación de que probablemente no sea capaz de «estar al día» y la consecuente inseguridad que, eso sí, jamás será reconocida.

En este sentido, el periodista afirmó que desde su punto de vista las novedades tecnológicas no constituyen ninguna amenaza, si no un gran foco de oportunidades.

NÚMEROS

«En el momento en el que menos sabemos que queremos contar (en alusión a la pérdida de importancia del mensaje), nos pasamos el día contando. Pero contando visitantes, lectores, televidentes…y mientras tanto la tecnología no para ni un momento, avanza». Manifestó Gabilondo para reincidir en dónde estamos poniendo ahora mismo la atención.

MODELO DE NEGOCIO

Gabilondo aseguró que estamos despidiendo a un modelo de negocio que hace tiempo que está muerto. Algo que él observa como un hecho muy evidente e, insistía, viene de mucho tiempo atrás. De la misma manera, muestra una confianza máxima en que surgirán nuevos modelos de negocios. Muchos. Unos acertados, otros no tanto. Pero surgirán porque la profesión periodística de por sí es una necesidad.

NECESIDAD DE LA PROFESIÓN PERIODÍSTICA Y SU RELACIÓN CON LA SOCIEDAD

No en vano el veterano periodista entiende que el periodismo es «un derecho ciudadano que la sociedad necesita para aprender a vivir de una forma adulta. Y creo totalmente en mi profesión, ahora incluso más que hace tres años, porque veo un individualismo galopante en la sociedad y, repito, creo que la nuestra es una profesión para que la gente entienda con que elementos cuenta como ciudadano». Y ante eso, defiende el periodista, «el oficio del periodismo debe operar sobre el nosotros».

También reclamó mucha más formación para los periodistas en materias básicas como la Historia, la Geografía, etc. Hilando el mensaje con la idea de que no todo se reduce a conocer las nuevas herramientas, si no que es necesario tener cubierto una abanico formativo ambicioso.

Y sobre todo mostró su profunda preocupación por la ética periodística. La cual, advirtió Gabilondo, «sufre un gran desfallecimiento». Llegando a asegurar que «yo colocaría la barrera de la ética dos pasos más atrás».

CLAVE PERIODÍSTICA

La pregunta que lanzó Gabilondo y que reconoció que él mismo se ha hecho en más ocasiones sobre su labor fue la siguiente: «¿Cómo se cuentan los asuntos de una cierta dificultad que necesitan de un relato largo y complejo?». Lógicamente el periodista estaba lanzando el reto mirando hacia el soporte digital, pero advirtiendo, como ya había hecho Ramón Salaverría previamente, que los soportes cambian, pero algunos de los problemas son absolutamente los mismos.

También acudió a otra máxima que ha regido y rige su tarea profesional. En este caso, las cuatro «ce»: conocer, confirmar, comprender y contar.

LA RELACIÓN CON EL DESTINATARIO Y LA DECEPCIÓN CON LOS COMENTARIOS

Entrando en ejemplos concretos, Gabilondo habló de como él al principio consideró que las noticias abiertas a comentarios en la web podían constituir un escenario perfecto, donde los ciudadanos podrían opinar libre y rápidamente, llegando a construir debates muy enriquecedores. Sin embargo, lamentaba el periodista, los comentarios de las noticias se han convertido en territorio ocupado, lejos del escenario que él había previsto.

Otros temas como el periodismo de carácter local, la distancia exacta que debe mantener el periodista con la clase política o la poca importancia que tiene el destinatario en la preocupación periodística actual fueron objeto de análisis por parte de Gabilondo.

Fuente de la fotografía: www.elpais.com

También te puede interesar...

  • Se observa una cierta tendencia en los últimos meses consistente en convertir a los periodistas en noticia. Algunas veces deciden convertirse ellos mismos individualmente, otras veces lo hacen l ...

  • Se observa una cierta tendencia en los últimos meses consistente en convertir a los periodistas en noticia. Algunas veces deciden convertirse ellos mismos individualmente, otras veces lo hacen los ...

  • Resulta demasiado sencillo y gratuito criticar la labor periodística de un tiempo a esta parte. En una etapa en la que el periodismo como tal está en pleno proceso de renovación, incluso invención ...

Comments are closed.