Actualidad solidaria »Mundo »

¿Los tiempos están cambiando?

Llevamos años escuchando que la juventud es apática, que no tiene valores ni ideales, que sólo piensan en sí mismos y no quieren saber nada de política. Un mantra peligroso y muy mal intencionado.

Mal intencionado porque viene lo la misma generación que permitió a Franco morir en la cama (a los que dicen que hicieron lo que pudieron, les recuerdo que los egipcios no se lo permitieron a Mubarak y les recomiendo El día de mañana de Ignacio Martínez de Pisón). Y peligroso porque de tanto repetirlo corría el peligro de convertirse en realidad.

Por fortuna, no ha sido así.

En los últimos meses hemos sido testigos de iniciativas muy diferentes en su origen y composición pero con un común denominador: rechazo al sistema político y económico actual. No es casualidad que estas y otras muchas iniciativa nazcan ahora. Sin ánimo de exclusividad, algunos de estos movimientos son:

  • – Que los ricos paguen la crisis: Unión de sindicatos minoritarios que piden responsabilidades al mundo de las finanzas.
  • – Equo: Think tank con aspiración de convertirse en partido político. La ecología y el cambio de sistema productivo son sus pilares.
  • -Mesas de convergencia: Plataforma para reunir a una izquierda plural; cuenta con el apoyo de ATTAC.
  • – Democracia real ya: Plataforma ciudadana que pide un profundo cambio político y socialy recuperar la “dignidad perdida”.
  • – Reacciona: Libro nacido tras el éxito de Indignaos. Periodistas, escritores, economistas… escriben 10 artículos con motivos para no quedarse sentado ante la situación económica.
  • – Encuentros POR: Foro de la Cadena SER con el objetivo de que la gente opine, piense y reacciona. Moderado por Iñaki Gabilondo.

Quizá Democracia Real Ya sea la iniciativa que más repercusión ha tenido. Si bien el pasado domingo la mayoría de medios trataron de prestar escasa o nula atención a las manifestaciones, la acampada en Madrid ha obligado a todos a tomar postura.

Y aquí es cuando a muchos se les cae la careta.

  • – Esperanza Aguirre trata se sacar votos de las manifestaciones y dice que deberían acampar frente a La Moncloa.
  • – Mariano Rajoy defiende a la clase política, asegura que hay muchos políticos que trabajan sin cesar y sugiere que las críticas deben ser para Zapatero.
  • – Tomás Gómez dice que se identifica con las reivindicaciones de Democracia Real Ya y llama a la “rebeldía” de los jóvenes.
  • – Cayo Lara también busca votos y dice que Izquierda Unida es parte del movimiento.
  • – Montserrat Domínguez en Encuentros POR utilizaba el discurso del miedo a los “antisistemas” (sic). Para la Cadena SER está muy bien indignarse pero dentro de unos límites. Lo curioso, o no tanto, es que ellos quieren liderar ese cambio.
  • – También hay quien cuestiona el movimiento; quien cree que sus objetivos no son claros; quien piensa que alguien mueve a los participantes (diario ABC); y quien cree que llegan tarde y mal: ¿en qué quedamos?

Dice Guillermo Zapata en twitter: “Hay dos formas de intentar detener un movimiento plural y amplio. Una es ignorarlo. La otra es explicarlo a partir de estereotipos”. Intentaron la primera y no surtió efecto; ahora van a por la segunda.

Pero soy realista. España no es Egipto; la Puerta del Sol no es la plaza Tahrir; y Zapatero (o Emilio Botín) no es Mubarak. Nada va a cambiar, al menos a corto y medio plazo. No lo hará porque se necesita una transformación estructural profunda. No basta con la dimisión de Zapatero ni la abdicación de Juan Carlos; no basta con encerrar a todos los políticos corruptos; no basta con modificar la ley hipotecaria…

Me gustaría escribir aquí qué se necesita para que se produzca ese cambio. Pero no lo sé.

Sí sé que la transformación no llegará si sólo nos quejamos en bares o en twitter (decía Alberto Nahum que hoy es uno de esos días donde la diferencia entre la calle y la red es abismal), si no apoyamos a ninguna causa, si creemos que el futuro es algo que nos caerá del cielo.

Pienso en la acampada de la Puerta del Sol y pienso que hay esperanza, que no está todo perdido. Espero no ser un iluso.

Texto publicado en: http://viajeroaitaca.wordpress.com

Autor de la fotografía: Mario Fernández

También te puede interesar...

1 Comentario

    • Raikkonen
    • el 19/05/2011 a las 11:11 pm

    Te ha faltado la magnífica reacción de Felipe González (que, por cierto, ¿sigue a sueldo del hombre más rico del mundo? Para tener una jubilación de oto tenemos un récord de ex-presidentes que vaya tela…)

    A lo que iba. Citas muchas medidas. Necesarias sin duda. Y acertadamente dices que no son suficientes.

    Pero te has olvidado, creo, de la primera.

    La primera es que CADA CIUDADANO HA DE SER RESPONSABLE CON SU VOTO.

    Eso no quiere decir que te lo debas pensar quince veces, sesudamente, ni nada por el estilo. Significa que cada ciudadano ha de reafirmar la propiedad de SU voto. En democracia, no vale el voto incondicional. Si el voto a un partido es incondicional, no es grupo de presión. Por lo tanto, los políticos tomarán decisiones independientemente de lo que piensen los ciudadanos. Y tampoco vale el “no voy a votar”, porque al final, se conchavan los dos grupos mayoritarios y da igual que vaya a votar el 49% o el 80% (ambas cosas ya han pasado).

    Un ciudadano ha de ser capaz de votar a otros.

    Y es aquí donde está la responsabilidad del pueblo en todo este asunto: Demasiados años sin ejercer la propiedad del voto. Demasiados años de votar a los míos. Demasiados años de votar pq viene el lobo. Demasiados años de votar pq los otros son muy malos (y pasa q al final lo tuyo es peor…)

    @cesarlasanta