Actualidad »Cine y teatro »Cultura »

Un buen antídoto para encontrar tus dragones

Sí, sí, estoy de acuerdo. Siempre que alguien espeta el nombre de Josemaría Escrivá de Balaguer en una conversación, saltan chispas, críticas, polémicas y rechazos. Y es que el fundador del Opus Dei es un personaje que gusta o repele, cautiva o crispa… Por lo menos, en España.

Hace un par de días en ‘El Hormiguero’ de Cuatro, Pablo Motos –conductor del programa- intentó que saltaran chispas entre él y la chica Bond, la húngara Olga Kurylenko, sacando a Escrivá de Balaguer a la palestra. La conversación tenía su sentido: Olga es la protagonista de ‘There Be Dragons’, el nuevo film de Rolan Jofffé (director de ‘La misión’ y ‘Los gritos del silencio’) que se estrena hoy en los cines de nuestro país. Pero sonrió y no pudo más que repetir lo que había disfrutado en el film.

Pero lo curioso no es esto, que es anecdótico y puntual, si no que a todos los que han participado en el reparto de la película les ha ocurrido algo similar. Para el actor de ‘American Beauty’ Wes Bentley este trabajo ha supuesto un antes y un después en su vida. Tras un tiempo en estado de rehabilitación por consumo de drogas, el papel de Manolo Torres en la cinta de Joffé le ha reafirmado en la decisión de recuperarse.

El escocés Dougray Scott, conocido por ‘Mujeres desesperadas’ y el papel de villano en la película ‘Misión Imposible II’, se siente orgulloso de haber ejercido de periodista –que investiga la vida de Escrivá en la Guerra Civil- en esta historia.

Es el conocido Charlie Cox el que escenifica a Josemaría Escrivá en el film. Actualmente está interpretando el papel de homosexual en una serie americana pero le ha entusiasmado el personaje. Decidió hacer unos ejercicios espirituales de diez días para preparar su actuación.

Aunque no salga en escena, el director Roland Joffé es el gran capitán. Agnóstico y tres veces divorciado se ha enfrentado a la historia de Escrivá y el Opus Dei y ha conseguido magistralmente interpretar el mensaje del fundador. No es la versión de los del Opus Dei ni la de los anti Opus. Es su visión. Por eso gusta. Por eso, ha reiterado que su peli no es una clase de historia sobre la Guerra Civil española ni sobre esta institución. Por eso, no ha consentido que nadie pinte el cuadro que él quería pintar.

Y por eso, verla nos puede ayudar a dejar de lado los resquemores, memorias históricas, enfrentamientos, juicios violentos y frívolos, etc… que muchas veces podemos escupir sobre la Iglesia Católica, los ateos convencidos, los bandos múltiples de la Guerra Civil y las demás modas y anti modas que están en el escaparate de nuestro país y en nuestro fuero interno.

Fuente de la fotografía: http://www.todocine.cl

También te puede interesar...

Comments are closed.