Crónicas »Cultura »Música »

Este sí fue un buen momento

Etiquetas: , , ,

¡Conciertazo! Fue la expresión escogida por la mayoría de los asistentes que abarrotaron en la noche del 23 de diciembre la Sala Joy Eslava de Madrid. Y no les faltaba razón. Desde que M-Clan publicara su primer álbum “Un buen momento” allá por el año 1995, ha llovido mucho y no siempre con la misma intensidad.

Discos redondos como su primer trabajo antes mencionado, “Coliseum” que le seguiría, y los dos últimos “Memorias de un espantapájaros” y “Para no ver el final”, comparten discografía con otros álbumes de menor recorrido como “Usar y tirar” y “Defectos personales” que, sin embargo, contienen algunas de las canciones que se convirtieron en sus éxitos más sonados como “Llamando a la tierra” o “Antihéroe”.

Pero en la noche del pasado 23, la banda murciana presentaba nuevo disco por segunda noche consecutiva en la capital. Una grabación que cuenta con el blues y el soul al más puro estilo de los míticos Otis Redding o Aretha Franklin en su vertiente femenina, como notas carácterísticas. A esto, se sumó (y se percibió) un especial sentimiento causado por la trágica noticia del fallecimiento la semana pasada del anterior bajista de la banda, Pascual Saura, al que la banda quiso rendir homenaje con la dedicatoria de una sentida e intensa “Hasta que se acostumbre a la oscuridad”.

REDONDO DESDE EL PRINCIPIO

Desde un principio todo salió bien, incluida la puntualidad del grupo a la hora de salir a escena. Las tres primeras canciones del nuevo álbum “Calle sin luz”, “Para no ver el final” y “Basta de blues” fueron igualmente los tres primeros temas elegidos para comenzar el show. Sonaron igual o mejor que en la grabación de estudio con un Carlos Tarque pletórico toda la noche haciendo gala de esa garganta prodigiosa que año a año le encumbra como el mejor cantante de rock del panorama nacional.

El concierto no permitió a nadie dejarse llevar por la desidia o la falta de ilusión por ser el segundo día consecutivo de concierto en el mismo lugar. Tanto fue así, que el propio Tarque nos lo hizo saber tras “Maggie Despierta” con una frase que, sin duda, reflejaba el sentimiento de la banda en el escenario: “Estamos muy a gusto aquí arriba, de verdad”.La rockera “Perdido en la ciudad” precedía al blues intensísimo “Se hizo de noche cuando te conocí” una de las mejores de la noche, o al soul de “Ahora” apoyado de una sección de viento espléndida durante toda la noche.

INTENTANDO HUIR DE LOS TÓPICOS

Fue un concierto donde faltó a la cita “Carolina”, tema que echaron de menos algunos de los asistentes, pero que la banda, junto con uno de sus mayores éxitos “Llamando a la Tierra”, no esconde su dejadez a la hora de interpretarlas, posiblemente, porque saben que en su dilatada discografía tienen temas mucho más enriquecedores (por ponerles un adjetivo bastante neutro).

Respecto a las cuestiones técnicas, ovación más que merecida a los técnicos de sonido. Sonido contundente sin perder un ápice de claridad y con la potencia necesaria para emocionar sin abrumar. Los músicos siempre decimos que para que una actuación sea plenamente satisfactoria, el público y la banda tienen que ir de la mano y esto no sucede si el artista no transmite o si el público no recepciona bien el mensaje. Y lamentablemente, en muchas ocasiones en que estas situaciones se dan, es a causa de la falta de calidad del equipo de sonido o de los responsables del mismo. No fue un día de esos, y por ello, se hace justa y necesaria la felicitación a los responsables del sonido.

TRAYECTORIA Y DIRECTO

M-Clan demostró que ha sabido pasar por el Rock and Roll, el Blues, el Pop y el Soul sin perder su esencia y su impresionante directo. Sin duda, una banda de las más emblemáticas de este país que, afortunadamente, goza de muy buena salud.

Fuente de la fotografía: http://www.inforock.net/

También te puede interesar...

  • Se acaba una etapa donde se ha acostumbrado a la sociedad a no pensar, la de los mass media. Comienza una nueva etapa con el reto de la participación ciudadana en los medios de comunicación, aunqu ...

  • 750 días de contenidos nos han ofrecido una pequeña dosis de lectura al menos. Procesos electorales, conflictos, emergencias humanitarias, debates energéticos, cumbres sobre el Cambio Climático, p ...

  • Esta es una pregunta que se hace ahora mismo mucha gente, que los partidos mayoritarios intentan desvirtuar hacia sus intereses. La mejor respuesta está yendo a comprobarlo, en la misma plaza. Tam ...

Comments are closed.