Articulo Destacado »Cine y teatro »Cultura »Peli de sofá »

Noah Baumbach, bobo

Desconozco los inicios de Noah Bauchman, es decir, no he visto Kicking and Screaming (1995), ni Mr. Celos (1997). Sigo su trayectoria desde que me enteré de su trabajo conjunto con Wes Anderson y desde que vi Una historia de Brooklyn (2005). Lo que me sucede con este Señor director es que veo sus películas y no sé si me gustan. Haciendo una encuesta entre mis allegados diré que es un sentimiento generalizado. Algo pasa con Noah… pero, ¿el qué?

Noah Bauchman es un bobo, un bohemio burgués, nuevo término que se emplea para acuñar al equivalente de los yuppies noventeros. Wes Anderson también es bobo, ambos dos imprimen en sus películas el estilo de vida de esta nueva clase social; gente de clase media – alta, un tanto artistas – bohemios y con grandes preocupaciones centradas en uno mismo. Preocupaciones, casi siempre, vinculadas a las relaciones paterno –filiales.  

La diferencia entre estos dos señores es que uno de ellos, Wes Anderson, adopta una línea narrativa cómica y su coetáneo, el señor Bauchman,  se ha inclinado por un estilo trágico de emotividad lineal. ¿Es, por tanto, esta linealidad emocional la que me irrita/gusta tanto?

En su día, hablé de la cuarta película de este señor, Margot y la boda, por supuesto, acabo de espantarme releyendo lo que escribí, dado que también soy una boba a medias, muy centrada en mí misma y en lo que hago, pero sin ser de clase alta. En dicha “disertación” (nótese la ironía del término) ya comenté la obsesión de este director por las relaciones familiares, así que, cuando, el otro día, me dispuse a ver Greenberg (2010) ya sabía que algo de esto iba a encontrarme.

En Greenberg las relaciones deterioradas y faltas de comunicación son las que se establecen entre hermanos. Uno de ellos es el triunfador, con trabajo y familia perfectos y el otro, es el tarado, analfabeto emocional, desubicado y que acaba de salir de un centro psiquiátrico. Le da vida Ben Stiller, es tan irritante y lineal que hace que te plantees si quieres seguir viendo la película. Este ser se aloja por unos días en la casa de su hermano, allí se reencuentra con sus viejos amigos y una antigua ex novia y para su sorpresa, todos llevan la vida de sus padres. En el camino, conocerá a una joven, igual de desubicada y naufragando en el abismo laboral que surge al acabar los estudios universitarios. Ambos dos se entenderán- no entenderán en repetidas ocasiones, insoportables personajes que me hacen seguir pensando si me ha gustado o no dicha película.

Fuente de la fotografía: setimosom.blogspot.com

También te puede interesar...

  • Margot y la boda no es La boda de Rachel, se lo específico por si les sucede lo que a mí, una elección errónea fruto de un empanamiento a última hora de la tarde. Cuando empecé a leer la sinopsis, ...

  • Wes Anderson no siempre cae bien, de humor un tanto absurdo, el público a veces no se ríe. Los Tenenbaums son una familia de genios que tras unos años separados se reencuentran por un motivo casi ...

  • 50 "pelis de sofá" ni más ni más ni menos. Cincuenta entregas de sugerencias para los sábados por la tarde (o cualquier otro momento) realizadas por nuestra compñaera eMe. Si queréis una muestra, ...

1 Comentario

  1. Me pasa exactamente igual no se si realmente me gustan sus peliculas o no, realmente al principio no me resulatn atractivas pero después de verlas tienen algo que me hace pensar en ellas.