Economia »Vivienda »

Jugando con el “sueño americano”: robo-signing

Sistema, mercado, entidades, demasiado agentes para llegar a dónde se ha llegado. El ayudado sector bancario de Estados Unidos le ha hecho “la tres catorce” al sueño norteamericano y, de paso, ha hundido un poquito más al sector inmobiliario.

Antes de la crisis económica mundial, las entidades bancarias de este país norteamericano concedían préstamos hipotecarios sin comprobar realmente si las condiciones de sus clientes les permitirían pagarlo. Probablemente lo venderían como una genial ayuda para cumplir el ya mítico sueño de disponer de una vivienda en propiedad.

Hasta ahí nada nuevo. En otros muchos países había sucedido algo similar, en especial en aquellos en los que precisamente la propiedad de una vivienda se entiende casi como una obligación social y alrededor del cual giran los modelos económicos de las familias.

EL ROBO SIGNING

Sin embargo, Estados Unidos vive estos días con preocupación e intensidad un nuevo escenario: se ha destapado la práctica del “robo-signing”, en cuyo significado se encierra la autorización masiva de los embargos hipotecarios sin leer tan siquiera la documentación del caso en cuestión.

Sirva como ejemplo, quizás extremos, el caso de una de las entidades que se ha visto afectada por esta mala práctica, dónde un ejecutivo ha reconocido que ha llegado a firmar 10.000 desahucios en el período de un mes. Se deduce fácilmente que la atención a cada caso se reducía a la mínima o ni tan siquiera eso.

3 ENTIDADES IMPLICADAS

Respecto a las entidades implicadas hasta el momento se conoce el nombre de tres de ellas: GMAC, Bank of America y JPMorgan Chase. Han reconocido esta práctica y ahora se enfrentan a una investigación interestatal que de momento abarcará 40 de los 50 estados del país norteamericano y que, por supuesto, afectará a más entidades. Lo primero que han hecho estas tres entidades ha sido cancelar los embargos, corriente a la que se están sumando otras entidades.

Esto lógicamente hará ganar tiempo a algunos propietarios asfixiados por la situación actual, aunque la Agencia de Vivienda de Estados Unidos advierte que esta situación retrasará los casos de embargos que sí eran y son válidos y dificultará y retrasará la recuperación del sector. Un mercado cuya situación es complejísima, con potenciales clientes que no tienen gran confianza en dicho mercado, y uno de siete propietarios en riesgo actual de perder su vivienda.

En definitiva una vuelta de tuerca más, un nuevo escenario a la ya de por sí debilitado concepción del mercado inmobiliario y de los agentes que en él entran en escena. ¿Se necesitarán nuevos modelos? ¿Estará sucediendo esto en otros países? Son solo algunas de las muchísimas cuestiones que nos deja abiertas esta nueva mala práctica.

Fuente de la fotografía: http://media.avvo.com

También te puede interesar...

  • Sistema, mercado, entidades, demasiado agentes para llegar a dónde se ha llegado. El ayudado sector bancario de Estados Unidos le ha hecho “la tres catorce” al sueño norteamericano y, de paso, h ...

  • Cáritas Española, FACIAM y la Federación de Entidades de apoyo a las Personas Sin Hogar (FEPSH) dan comienzo, en este año 2010, a la Campaña de las Personas Sin Hogar “Nadie sin hogar” 2010-2015, ...

  • Aunque parezca una combinación de teclas, de esas que hacen darse la vuelta al Windows de turno no lo es. Ni siquiera son las siglas de la mutación vírica de turno (mas quisieran las farmas y los ...

Comments are closed.