Lo mejor de 2010 »

Antena por un lado, palmera por otro

¿Has viajado a la Comunidad Valenciana, recientemente? ¿Te has fijado en sus palmeras…de plástico? Hace unos meses, Levata, nos presentaba esta sorprendente noticia, palmeras de plástico que esconden en su interior antenas de telefonía. A partir de ahora, tendremos que estar más atentos a la flora urbana que nos rodea.

No sé como plantear realmente este artículo, y es que seguro que también vosotros después de leerlo completo, le veis lado positivo y negativo al asunto.

antena-palmera-alicante

Seguro que muchos de vosotros recordaréis las famosas antenas-palmera de Alicante. ¿No?, ya os lo recuerdo yo. En distintas zonas de Elche, Castellón y Alicante (parece que la Comunidad Valenciana estaba en racha) aparecieron ya hace unos años unas palmeras de plástico bastante sospechosas. Nada más lejos del PVC, estas palmeras ‘marítimas’ escondían entre sus acrocaulis y sus cocos antenas de telefonía (según el Ayuntamiento de Alicante, dispositivos de comunicación interna del TRAM).

Hasta este punto, puede surgir el debate de siempre: tecnología o salud. Parece ser y según tengo informado, esta tendencia está ya muy extendida en toda Europa y según las últimas noticias también he comprobado que existe en Argentina o Chile, incluso con forma de cactus. La principal discusión que esto genera es la desconfianza en los propios ayuntamientos que a expensas de informar a los ciudadanos, generan vacíos de información que, siendo además en casos como estos, pueden ser apabullantes. A nadie le gusta que le pongan una antena radiactiva encima de sus cabezas, pero si además nadie te lo informa, crea una impotencia total. Claro que los vecinos no son tontos, una palmera no crece 25 metros de la noche a la mañana.

Por otro lado, y dejando los temas de salud aparte, las antenas pese a quien pese, «deben» estar. Cada vez más, y por desgracia, invaden montañas, urbanizaciones, bloques de pisos y ciudades enteras. La manera de tapar estéticamente estas antenas, es por lo menos, asombrosa. Si podéis ver algunas imágenes de las dichosas, podréis comprobar que el tronco se asemeja muy mucho al de las naturales, sin detalles pero bien conseguido, como las flores de plástico, que quieren pero no pueden.

Seguro que ahora le veis el lado positivo (que desgraciadamente lo tiene) y negativo al tema, igual que a las pilas. A mi, ciertamente, me rompe la cabeza.

Fuente de la fotografía: cabronet.net

También te puede interesar...

  • Esta es una pregunta que se hace ahora mismo mucha gente, que los partidos mayoritarios intentan desvirtuar hacia sus intereses. La mejor respuesta está yendo a comprobarlo, en la misma plaza. Tam ...

  • Se acaba una etapa donde se ha acostumbrado a la sociedad a no pensar, la de los mass media. Comienza una nueva etapa con el reto de la participación ciudadana en los medios de comunicación, aunqu ...

  • Viene de: Gervasio Sánchez I Entre sus colaboraciones encontramos medios como la BBC, la cadena SER, la Vanguardia o Soitu.es entre otros. Supongo que será un orgullo contar con estos nombres e ...

Comments are closed.