Aplicaciones web »Cultura »Música »Tecnologia »Última nota »

¿Todavía escuchas CD’s?

The younger generation isn't used to paying for music...and  probably never will

Existen más de 400 opciones para escuchar música legal en la Red sin necesidad de descargas. El éxito ha impulsado a la red social MySpace a reinventarse centrándose en su naturaleza musical.

Hace una década, los discos empezaron a desprender un olor añejo y algo anticuado. Muchos quedaron relegados a posar día y noche en la estantería personal; otros, encerrados entre las paredes de las tiendas discográficas. Y es que desde hace diez años, la venta de discos ha caído un 70%. Aunque, según la IFPI, este formato sigue siendo imprescindible para lanzar un rostro nuevo a la galaxia de las estrellas de la música – que llega a costar 777.000 euros de media- e Internet no basta para darse a conocer, la opción digital ha destronado al Compact Disc (CD). En la actualidad, existen más de 400 opciones para escuchar música legal en la Red sin necesidad de descargas.

SPOTIFY

No fue la primera pero consiguió ganarse a los internautas en 2008 y revolucionar el streaming -distribución de audio o vídeo por Internet- por su eficacia y su catálogo, con más de ocho millones de canciones en sus estantes virtuales.

Su nuevo dogma ‘Usar, no poseer’.  es el que encabeza al resto de servicios musicales. No es rentable pero aspira a serlo a finales de año. Cuenta con 7,5 millones de usuarios en los siete países del mundo en los que está implantado.

Las cuñas publicitarias en su versión gratuita le ha provocado más de un disgusto. Entre ellos, el rechazo de muchos usuarios. La poca rentabilidad de las canciones -unos 2.000 clics a un tema reporta al artista menos de 1 euro- les ha dejado estupefactos. Aunque este segundo factor no tambalea a los cantantes. Les interesa estar ahí, para promocionarse. En 2009, los músicos en nuestro país ingresaron por primera vez más por el canon digital que por los discos, así que estar en esta plataforma ha pasado de ser una opción a una necesidad.

La competencia en el sector y la respuesta de los internautas ha impulsado a Spotify a lanzar una versión abierta -sin invitación-.

GROOVESHARK

Spotify no está en el mercado estadounidense -graso error-, cosa que ha impulsado a Grooveshark como otro de los servicios de música en línea más destacados. Acaba de lanzar su versión en castellano.

Este sistema nació paralelo al europeo, ofrece 10 millones de temas y no usa cuñas publicitarias -otro reclamo que puede reforzar su posición en la Red-. Aunque comparte el dogma de Spotify, trabaja con una filosofía distinta: ‘ponles canciones y ellos vendrán’. Y es que a pesar de su rudo interfaz salpicado de banners, el par de segundos de silencio que separan el clic en el tema de su escucha ya cuenta con dos millones de internautas fidelizados.

RDIO

Niklas Zennstrom y Janus Friis, los creadores de KaZaA y Skype, han lanzado un nuevo servicio de música en streaming. Rdio, con sede en San Francisco, ha empezado a comercializar suscripciones mensuales que dan acceso a más de cinco millones de canciones. El servicio cuenta con dos tarifas. La de 4,99 dólares permite escuchar música de forma ilimitada en el ordenador. La de 9,99 dólares, además, permite escucharla en el móvil. De momento, se accede por invitación.

Rdio incluye herramientas que permiten al internauta leer críticas de otros, navegar por las colecciones de sus amigos y estar informados de sus grupos favoritos o los hábitos musicales de otros. El nuevo servicio también estará disponible como aplicación en el teléfono de Apple, iPhone, y los Blackberry (RIM). A diferencia del iTunes, la música podrá ser reproducida en cualquier aparato porque está almacenada en la nube y no en el ordenador.

YES.FM, PLAYFORK, JELLI

Otros servicios de música online sobreviven en Internet pese al arrollador éxito de Spotify en nuestro país. Yes.fm es la radio online en español. Su distintivo es que ofrece más de 3.000.000 de canciones exclusivamente en español.

Jelli recuerda mucho a Spotify  recuerda mucho a Spotify por se: gratuito, legal e incluir cuñas publicitarias para financiarse. En este caso, lo que la diferencia del resto de radios es que no ofrece canciones de grupos españoles.

Playfork es otro servicio de música online. Este sistema utiliza los vídeos de Youtube, las letras de LyricWiki y la información del tema y del álbum de Last.fm .

MYSPACE VUELVE

Aunque no sea una radio online, MySpace es una red social -fue la más popular tras su nacimiento en 2003- que ha decidido reinventarse centrándose en su naturaleza musical. Por eso ha reforzado la razón de su existencia: MySpace es el sitio donde compartes música con amigos y desconocidos.

A la izquierda de la renovada página principal de la red social -más navegable, visual y rápida- ahora puedes encontrar una lista de reproducción con las canciones, fotos y vídeos más oídos del día. Y ahí se mezclan artistas consagrados con los desconocidos que están dando que hablar. Una oferta que se completa con canales de cine y de series. Esta lista diaria se enriquece con  listas de reproducción personales que cada usuario puede diseñar retroalimentándolas con las de otros. Algo similar al nuevo sistema que enlaza Facebook con Spotify, pero más interactivo y sin cambiar de plataforma.

También te puede interesar...

  • Hace unos días salía la noticia de la aprobación de una norma dentro de la Unión Europea, para que cada uno de los Estados miembros pueda cortar el acceso a Internet de los usuarios sin orden judi ...

  • Últimamente navego mucho por las aguas de redes sociales como Myspace. Entro en contacto con personas a las que les gusta el tipo de música que me gusta a mí y les hago la invitación para ser amig ...

  • A veces cuando las cosas se ponen feas hay que recurrir a lo básico, a la esencia, a los inicios. Todos sabemos lo mal que está la industria discográfica, los problemas que tienen los artistas nov ...

1 Comentario

    • John Lydon
    • el 6/07/2010 a las 3:36 pm

    A ver, sobre Grooveshark, la diferencia con otras ofertas no es la que describes, la diferencia es que no es un servicio legal, no tienen firmado ninguna licencia de explotación de repertorios discográficos con nadie.
    En estas condiciones, no teniendo que revertir nada a nadie, es fácil ofrecer un servicio «gratis»…
    Spotify y yes.fm por ejemplo, sí tienen esas licencias y sí pagan a las discográficas.