Actualidad económica »Articulo Destacado »Economia »Empleo »

Pido perdón por ser un funcionario y no un precario

En las últimas semanas se ha vivido en los medios un continuo “debate” sobre los funcionarios españoles, o mejor dicho, un ataque continuo. Finalmente, hemos asistido al nuevo plan de austeridad del gobierno que, entre otras medidas, rebaja el sueldo de los funcionarios.

En este escenario, publicaba el abc.es un artículo de opinión de Manuel Martín Ferrand titulado “LA DICTADURA DEL FUNCIONARIADO“. Ha tenido que ser una funcionaria anónima la que ha escrito una carta de contestación, la cual mostramos íntegramente a continuación.

Sr. Martín Ferrand son muchos ya los comentarios despectivos y miserables que se están lanzando contra los funcionarios, esa casta, como usted los llama de la que yo formo parte. Pero es precisamente su artículo de opinión, por venir de quien viene, todo un profesional del periodismo, al que yo, sinceramente creía, objetivo y sensato, el que me ha encendido sobremanera y no quiero pasar por alto mi oportunidad de respuesta porque no ha podido ser más subjetivo, más insensato y sobre todo, más erróneo en sus planteamientos contra nuestra “casta”.

En primer lugar, ni yo ni ninguno de los muchos compañeros a los que trato nos sentimos ni tenemos porqué sentirnos servidores de nadie, y mucho menos queremos ser servidos. Le aclaro que en mi declaración a Hacienda no consta que sea servidora de nadie, sino una empleada por cuenta ajena; en este caso, mi empresa es la Junta de Andalucía, a la que accedí por cierto tras unas duras oposiciones y que tras, 25 años de servicio como Administrativa (es decir 8 trienios), teniendo un complemento de exclusividad que me obliga a trabajar, como minimo, 110 horas más al año que al personal que no lo tiene y gestionando un Negociado, cobro 1.500 €, de los cuales usted se cree muy dueño de rebajar un 20%.

Comenta que por la crisis es el funcionariado el que tiene que ver disminuidos sus ingresos, ¿por qué?, ¿es que en épocas de “vacas gordas” el Gobierno hace conmigo reparto de beneficios? ¿Está usted quizás dispuesto a darme algo de sus ingresos cuando éstos sobrepasen lo que habitualmente cobra? ¿Está dispuesto acaso a hacerlo algún profesional “libre” de este país?

Le pongo un ejemplo muy concreto. Un vecino de mi bloque, trabajador de la construcción, tan discreto en ingresos como yo hasta el “boom” urbanístico, ha podido invertir y comprar 2 pisos más en Sevilla capital. Es cierto, ahora está en paro y yo y toda mi casta hemos contribuido a que pueda cobrar el subsidio de desempleo, porcentaje que pagamos todos los meses aunque a nosotros no nos haga falta, pues jamás lo cobraremos. Además, usted pretende rebajar mi sueldo un 20% para “repartir”con él y muchos como él que ahora no les va bien. ¿Hablaría usted para que me cediera uno de sus pisos y así dejar la hipoteca del único pisito que poseo y que me está quitando el sueño? Los dos creemos que él no estaría dispuesto, ¿verdad?.Pues yo tampoco a darle un 20% de mi sueldo.

Habla también de que pretendemos vivir sin la incertidumbre que acompaña a otros ciudadanos. Pues sí, Sr. Martín, de eso se trata, aspirar a ser funcionarios es aspirar a poco materialmente en la vida, nunca seremos ricos, pero aspiramos a la estabilidad en el empleo, recurso al que puede aspirar cualquier persona, usted también, aprobando unas oposiciones. Por tanto, si yo he aspirado a “ganar poco y vivir tranquila” es un derecho adquirido y no, no me he adueñado de nada ni considero mi puesto hereditario. Mis hijos se lo tendrán que currar y posiblemente más que los suyos, por venir de una familia más humilde o sencilla como quiera llamarlo. Y es en este punto donde más me enciendo, ¿con qué derecho se cree a proclamar a los cuatro vientos que mis dos hijos (estoy separada) tengan que vivir con un 20% menos de lo que viven?

Ah y yo declaro hasta el último céntimo que gano (y todos sabemos que eso no es así en todas las profesiones, que hay mucha “economía sumergida”), por lo tanto no intente “calentarle” el ánimo a nadie con el hecho de que son los ciudadanos con sus impuestos los que me retribuyen , nosotros también contribuimos y mucho a las arcas del Estado.

Y una cosa más, considero el trabajo de esta casta mucho más importante para el país que el de su profesión, por ejemplo. Si no escribe un dia un artículo no pasa absolutamente nada, pero si mis compañeros de la Sanidad, la Enseñanza, los Cuerpos de Seguridad… no acudieran a su trabajo…

En fin Sr. Martín piense más lo que escribe antes de hacerlo.

Es digna de recordar otra carta de un lector en el diario 20 minutos durante aquella dura campaña de desprestigio del funcionariado:

Pido perdón a todos los ciudadanos por tener un trabajo estable y con un sueldo casi digno (nunca estamos contentos con lo que tenemos). Perdón por presentarme a un proceso selectivo tras largas horas de estudio y preparación. Perdón porque mi selección cumpliera el principio de publicidad, igualdad, mérito y capacidad. Seguramente eso hizo que no todos los que nos presentamos lo superaran. Perdón también por intentar cada día dar un servicio público de calidad, cuando seguramente usted pensará que una empresa privada lo podría hacer mejor y más barato, aunque esto suponga trabajadores en condiciones precarias y un servicio público enfocado a intereses económicos. En nombre de los que nos dedicamos a cuidar su salud, a educar a sus hijos, a velar por su seguridad y a atender las necesidades de los ciudadanos desde nuestras grises oficinas les pido perdón por ser funcionario.

Para completar el artículo me gustaría recomendar la lectura de El FMI pide a España reformas económicas ‘urgentes y decisivas’ del lunes 26, unos días después del “plan de austeridad”.

Fuente fotografía: mundopapa.com

También te puede interesar...

  • Si, en España, la sensación -a mi humilde parecer- es que toda la población quiere ser funcionario. ¿Razones? "Sueldo estable, horario de ocho a tres o trabajos light". Estas ideas son las que tor ...

  • Mordecai nos acerca un nuevo artículo sobre el análisis del funcionariado español que comenzamos hace unos días. En este caso, ponemos nuestra atención en el peculiar caso de France Telecom. Po ...

  • ...menos consumo, más ocio, tiempo para culturizarse, etc. Leyendo una conversación mantenida entre el profesor de Ciencia Política, Carlos Taibo, y el economista y escritor José Luis Sampedro pub ...

8 Comentarios

    • Paco
    • el 31/05/2010 a las 11:19 am

    Creo que el problema no lo tienen estos ejemplos de funcionarios ni los que cuando vas a hacienda se pasan el día desayunando o con cara de amargaos… el problema lo tiene el estado por permitir que haya esta diferencia entre el funcionariado, a donde ultimamente se va a vivir todo el que no quiere hacer nada y ve en un puesto de “auxiliar de administración” la mejor manera de seguir no haciendo nada y encima dando por culo.
    Desde la creación del estado de las autonomías, el número de funcionarios está creciendo muchisiiiiimo. En un mismo problema puedes tener de responsable a EL GOBIERNO CENTRAL, LA JUNTA DE ANDALUCIA, LA DIPUTACIÓN PROVINCIAL Y EL AYUNTAMIENTO DE TURNO…todo ello para que al final no se resuelva nada de nada.
    La administración necesita que, para los funcionarios que no hacen nada (que son pocos pero muy vistosos), se les pida igual que a mi en una empresa privada, unos mínimos de productividad no unos mínimos de desayunos al día y de malas caras por segundo.
    La reforma de la administración es necesaria ya¡

  1. La reforma de la ley de la función pública es algo que urge desde hace mucho tiempo. Duplicación de puestos, baja productividad y otras lacras son las que lastran el aparato. Malo es generalizar pero peor es hacerse ese mal marketing que se hacen funcionarios como la señora de la carta, ese claim “ganar poco y vivir tranquila es un derecho adquirido” , u otras frases lapidarias lanzando la sombra de la duda… “yo declaro hasta el ultimo centimo que gano no como en otras profesiones” (señora, mire a ver si muchos trabajadores por cuenta ajena “escaquean” algo del sueldo en la economía sumergida, pregunteselo a sus compañeros de la Agencia Tributaria). Estas afirmaciones sobran bastante cuando hay 5 millones de parados, en la empresa privada los sueldos de los afortunados con trabajo llevan congelados un par de añitos.
    Así que le recomiento menos derechos adquiridos y mas arrimar el hombro, que al final los que van a los remos de este barco tienen más que ver con la empresa privada que con el aparato público.

    • Wario
    • el 1/06/2010 a las 1:27 pm

    Hombre el esfuerzo de aprobar una opo por la seguridad de un trabajo estable siempre ha sido así. ¿quien no tiene el miedo de estar en el sector privado y que con 50 años desaparezca la empresa y tu trabajo? ¿Quien no ha visto casos de estos? Clásicamente los matrimonios tratan de diversificar, uno al sector público y otro al privado, estabilidad y oportunidades de aumentar los ingresos.
    Y vamos, que si los autónomos escaquean impuestos es algo de sobre conocido como funciona la cultura española. Por supuesto no todos están en el mismo saco, igual que funcionarios vagos, pero quien no conoce al tío morro que disfruta de beca universitaria y su padre autónomo tiene un BMW. Como digo, lo nuestro es también un problema cultural, el escaqueo y el pillaje heredado del lazarillo de Tormes.
    Pero repito, el pato lo estamos pagando todos los de la clase media, ¿nos vamos a pelear entre nosotros? es absurdo.

    • Paco
    • el 3/06/2010 a las 11:10 am

    Tienes razón wario, es una tonteria generalizar y pelearnos la clase media. Pero durante estos últimos tres años la sangría de despidos en el sector privado ha sido impresionante y justo cuando piensan sólo reducirle el sueldo a los funcionarios, que aprobaron un examen en su vida (dificil o no), entonces tenemos que movilizarnos en una huelga el próximo ocho de junio. No pienso mover ni un dedo.
    Si es verdad que hay mucho niño de papa pero eso es el problema de la familia por criar un inutil profundo. Hazme caso que no me voy a manifestar por el tio ese.

    • Wario
    • el 7/06/2010 a las 10:45 am

    Pues eso que nadie mueva ni un dedo, así nos va…
    (me incluye eh, esto es un problema de la sociedad en general)

    • Raúl
    • el 30/11/2011 a las 11:50 am

    Lo que dice esta señora no tiene ni pies ni cabeza.
    En este país, al contrario de lo que ocurre en el resto del mundo, los funcionarios no cambian poder adquisitivo por estabilidad laboral. En el resto del mundo se gana más en el ámbito privado que en el público, claro que tiene la contrapartida de un puesto de trabajo “a priori más estable”, lo cual no significa que no te puedan despedir. Sin embargo aquí los funcionarios además de tener una mayor estabilidad laboral (muchas veces no justificada) poseen un sueldo mayor al que cobrarían en un puesto de similar responsabilida. Por supuesto que un administrativo o un cartero, o un técnico de investigación no ganan más de 1500€, pero es que médicos, ingenieros, arquitectos,… no llegan a los 1200 en este país. Se creen que “como he aprobado unas duras oposiciones”, están en posesión de un puesto de trabajo de por vida, realicen su trabajo bien, o lo realicen mal, regular, hagan mucho o no hagan nada (y te repiten, como ya he aprobado unas oposiciones). Pues no señora mía el puesto no es suyo, el sueldo no es suyo (al menos de por vida), tendrá que seguir ganándoselo día a día. Como usted bien dice es un trabajador por cuenta ajena cuya empresa es el estado, o lo que es lo mismo, somos todos. Todos podemos exigirle que cumpla y debemos exigirselo. Y debería estar sometida a las leyes que rigen cualquier empresa (productividad, viabilidad, flexibilidad,…). Como ocurre con cualquier empresa, si no tengo dinero, tendré que bajar los sueldos, eliminar pagas extras, aumentar productividades o lo que sea necesario; lo que sea necesario para la subsistencia de la “empresa”. El Estado tendrá que hacer lo que tenga que hacer para seguir a flote, y si le tiene que rebajar el sueldo un 20% se lo rebajarán, si le tienen que hacer dar una hora más de docencia en vez de tanta tutoría injustificada, la tendrá que dar,… y por qué? Por que está en su derecho, igual que usted está en su derecho de que si le parece mal que le rebajen el sueldo, coja la puerta y se vaya. Aaaah!!! que no se quiere ir? pues igual es que no está tan mal incluso con la rebaja del 20%.

    Y perdón por mi mala exposición de ideas pero no merece la pena perder más tiempo con esto.

    • Luis
    • el 7/03/2012 a las 1:02 am

    Me gustaría comentar algunas afirmaciones que realiza la funcionaria que escribe la carta al Sr. Martín Ferrand. En mi opinión sus palabras transmiten una gran insolidaridad y desentendimiento de los graves problemas económicos de España, y en especial con los ciudadanos que trabajamos en la empresa privada, desempleados y pobres.
    1. Comenta que no se siente obligada a servir a nadie. La orientación al servicio no es exclusiva de los funcionarios. Cualquier empresa privada tiene que orientar su actuación a servir al cliente. La satisfacción del cliente es condición imprescindible para subsistir. La orientación al usuario también debería exigirse al personal que trabaja en los SERVICIOS públicos. En mi opinión, si un funcionario no atiende adecuadamente a los usuarios debería haber mecanismos legales para prescindir de sus servicios. En Gran Bretaña a los funcionarios se les llama “public servant”.

    2. Hace referencia al esfuerzo que le supuso realizar unas duras oposiciones. Llegar ser un buen profesional o empresario en la empresa privada requiere también gran esfuerzo y sacrificio . Muchos años de estudio y trabajo. Y en el caso de los empresarios poner en riesgo su propio patrimonio. En la situación actual, ambos colectivos, empresarios y trabajadores, hemos visto sacrificados nuestras ganancias, salarios y condiciones de trabajo en el mejor de los casos. Otros no han tenido tanta suerte y están arruinados o en situación de desempleo. El sector privado ya no puede contribuir más a superar la situación de crisis actual. En mi opinión el sector público sí, por los motivos que comento seguidamente.

    3. Comenta que gana 1.500 euros como administrativo con 8 trienios. Entiendo que se ha acostumbrado a ganar ese sueldo y le parece normal. En general, en la empresa privada gana 1.500 euros un directivo de nivel medio con una responsabilidad media-alta. Asimismo le informo que el salario mínimo interprofesional es de 641,40 euros, que el 80% de los trabajadores españoles ganan menos de 1.000 y ¼ vive por debajo del umbral de la pobreza. En relación a los trienios, hace ya unos años que en la mayoría de los convenios colectivos “privados” se eliminaron los complementos de antigüedad, siendo sustituidos por otros como el cumplimiento de objetivos (por ejemplo, objetivos de mejora del servicio al cliente). Vd. gana un muy buen sueldo. Y ese es precisamente el problema. Es cierto que los funcionarios realizan una labor muy importante en la sociedad y son merecedores de tener un salario superior a los demás (recuerde, menos de 1.000 euros). Pero me parece desorbitado que Vd. gane 1.500 o por ejemplo un maestro con varios años de experiencia (con 3 meses de vacaciones) gane 2.000 euros, o un médico que realice guardias gane 4.000. Una rebaja del 20% en sus salarios les supondría cobrar: 1.200, 1.600 y 3.200 euros, unos salarios que reconocen su importante labor, les permiten vivir dignamente, pero más acordes con lo que gana el resto de los españoles y con la situación económica del país. Los famosos recortes en la sanidad y la educación no serían necesarios si se moderara el salario de sus profesionales. He nombrado a esos colectivos porque son los que más protestan.

    4. Hace referencia a las personas que trabajaron en la construcción. La mayoría de los españoles no hemos trabajado en la construcción ni hemos ganado jamás grandes salarios.
    5. Leo que se metió a funcionaria para adquirir el derecho a vivir tranquila. Esa tranquilidad, en el ámbito laboral, supone asumir una menor carga de trabajo y como consecuencia que se requieran más funcionarios de los que serían necesarios si el ritmo de trabajo fuera similar a la empresa privada. Vd. me dirá que los funcionarios trabajan tanto como en la empresa privada. Y yo le diré a los lectores que pregunten a cualquier funcionario de su confianza sobre su ritmo de trabajo y el de sus compañeros.

    6. En que hay que perseguir la economía sumergida estoy de acuerdo. La mayoría de los trabajadores de la empresa privada tampoco podemos defraudar.

    7. Comenta que a pesar de que los ciudadanos mediante impuestos retribuyen su trabajo ella también contribuye. Efectivamente, los ciudadanos retribuimos su trabajo y si los funcionarios tuvieran un salario más ajustado al resto (1000 euros) y una carga de trabajo similar también al resto, no sería necesario pagar tantos impuestos, lo cual favorecería el consumo y como derivación el empleo. Evidentemente, mi dinero prefiero gastarlo yo a que se lo gaste Vd.

    8. Hace referencia a que muchos funcionarios trabajan el 24 o 31 de diciembre. Probablemente ni Vd. ni yo hayamos trabajado nunca esas fechas, pero efectivamente muchos funcionarios y trabajadores de la empresa privada lo hacen. Me merecen todo mi respeto

Trackbacks

  1. Tweets that mention Pido perdón por ser un funcionario y no un precario | El Mundo de Wayne Pido perdón por ser un funcionario y no un precario | Punto de encuentro sobre cooperación al desarrollo, conflictos, medio ambiente, cultura, tecnología y eco