India »La Posada »

Backwaters

Un entresijo de canales, un bosque de palmeras y plataneros y un pueblo viviendo a las orillas son el escenario de esta Venecia indiana. Ya hemos dejado el tren y ahora nos movemos en barcas y canoas. Habíamos oído hablar de los backwaters para acercarse a conocer la forma de vida de esta gente, sin embargo descubrimos que con el transporte público uno se encontraba más próximo de lo imaginable.

Estos barcos son para ellos imprescindibles en muchas actividades cotidianas, como por ejemplo ir al colegio, ir a comprar o vender a otra ciudad más grande.

De igual manera navegando de un sitio a otro con sus canoas particulares y ayudados de una larga caña de bambú, transportaban fruta, fibra de coco u hoja de plátano. La fibra de coco se obtiene de la cáscara dejándola a remojo durante dias y la usan para hacer resistentes cuerdas. La hoja de plátano, grande e impermeable, se usa de plato o envoltorio. La fruta más grande del mundo, que puede verse por aquí, es la Jaca, con un exterior de pinchos y con un peso capaz de alcanzar hasta los 35 kgr.

Las mujeres adornan su pelo con flores naturales que compran a diario; los hombres, tal vez por el fuerte calor, llevan una fina sabana en vez de pantalón, como si acabaran de salir de la ducha… y lo mejor es que suelen combinarlo con una camisa de vestir, ¡sí señor!

Las casas están en la orilla mismo de los canales, para tener en su patio un acceso directo al agua. Desde esas escalerillas lavaban la ropa y se lavaban ellos. Los nignos jugaban y chapoteaban por todas partes…y más de un mayor también. Pescaban con una sencilla caña de bambú o bien lanzando con destreza una red, hasta vimos sacar ¡una tortuga que había picado con una cucaracha como cebo! En torno a ese agua giraba la vida misma del pueblo.

A tramos los nenúfares eran tan abundantes que solo el movimiento ondulante revelaba que debajo no había tierra firme. Las palmeras, los mangos y otros árboles se condensaban formando un bosque de lo más exótico. Pudimos verlo en el trayecto de Kottayam a Allepey, y de Allepey a Kollam mediante el ferry público. Por último, por no quedarnos con las ganas y por poder comparar, hicimos uno de los famosos backwaters en la isla Munroe. La verdad fue bonito, pero no mejor que los otros dos.

COMUNISMO Y TEMPLOS

En esta zona caben destacar un par de detalles que llamaron nuestra atención. Uno es la gran cantidad de simbolos comunistas que adornaban las ciudades; y la otra que la cantidad de templos podía asemejarse a los de iglesias y mezquitas. Nos contaron que la mayor parte de los que se convirtieron a cristianos fueron aquellos que pertenecian a los intocables como única salida al peso de las castas que arrastraban generación tras generación. De todas formas no se les distinguía a primera vista porque conservaban la misma fachada que los hindus y a veces costaba incluso reconocer a Jesucristo bajo los collares de flores, las pinturas y las luces de colores que colgaban del pobre hombre… Lo más eficaz era fijarse que no tuviera trompa y solo dos brazos, entonces casi ¡seguro que era El!

Nuestros dias llegaban a su fin… la cuenta atrás antes de partir a Malasia… que mejor que en una playa.  Tres días en Varkala solo comiendo y descansando y aunque el paisaje no resultó tan bonito como nos habían dicho, era un lugar tranquilo y preparado para el «giri»: no había que pensar.

El último día en India, antes de coger el avión,  el momento en el que a Gerardo se le rompió la chancla me evocó una canción de Jorge Drexler:

…Zapatillas bolivianas arregladas por un indio en una calle de Trivandrum para un español camino de Kuala Lumpuuuur…

Los viajeros: Esther y Gerardo.

Síguenos en:

Al-par-gateando

También te puede interesar...

  • He aquí un resumen del recorrido por India y una mención a todos aquellos detalles que nos dejamos en el tintero. Quizás la forma mas efectiva de detectar a un indio sea mediante una sencilla p ...

  • Seguimos nuestra ruta descendente, paso a paso: todavía quedan muchos kilómetros para Kerala, y menos días para que expire nuestro visado. La primera paradita fue en Mysore, un “llego, pico, mato ...

  • Durante meses hemos estado en elmundodewayne.es siguiendo el viaje que Al-par-gateando (Esther y Gerardo) han realizado por la zona de India. Un trayecto apasionante que nos han contado con todo l ...

Comments are closed.