Cultura »Peli de sofá »

Gordos

A pesar del fresco que hace, las marquesinas de los autobuses ya se han llenado de los anuncios veraniegos de tías buenas en bikini (no sé, empiezo a pensar que igual los hombres no usan bañador, porque la verdad no veo por ahí ningún anuncio de tíos buenos con medidas de infarto).

Los milagros, casi mejores que los de Fátima, se anuncian cada día en nuestros hogares; cereales especiales a tope de fibra, crema reductoras nocturnas, tortitas de maíz sabor corcho…todo dirigido a las mujeres, por supuesto. Y porque digo todo esto, pues porque hoy voy a hablar de Gordos, la película.

Kiloaway son unas milagrosas pastillas que te dejan fino, fino. Gordos comienza con un anuncio modo teletienda de estas fabulosas píldoras. El presentador es agresivo y convincente, el público está entregado y para dar veracidad al producto, imágenes del antes y después. La trama de Gordos parece incrustada a modo de testimonios reales dentro de este anuncio televisivo propio de las cuatro de la madrugada. Cuatro historias de gente gorda que va a una terapia para conocer el motivo o motivos de su sobrepeso.

Daniel Sánchez Arévalo es el director y guionista de esta comedia a medias. Debutó con AzulOscuroCasiNegro, una película bonita e igualmente recomendable. Y en la actualidad, está preparando Primos, en la cual volverá a contar con sus actores fetiches, Raúl Arévalo y Antonio de la Torre, protagonista,  también, del fabuloso corto de dicho director, Pene.

Antonio de la Torre ya hizo un papelón en AzulOscuroCasiNegro y esta vez vuelve a hacer lo propio, da vida al presentador “bipolar” de la teletienda que es entre tierno y desquiciante a partes iguales. Roberto Enriquez es el terapeuta que ayuda a los gordos y que en realidad, los odia y rechaza. Al margen del presentador, los otros pacientes son una ingeniera que en ausencia de su novio engorda 20 kilos (María Morales), una medio “monja” (Leticia Herrero) a punto de casarse y con serios problemas para mantener intacta su virginidad y un policía (Fernando Albizu) cuyos hijos adolescente son insoportables. Esta última historia es totalmente prescindible y provoca que la intensidad de la trama suba y baje. Pero, aún así, la película es magnífica y tristedivertida.

Fuente de la fotografía: cinenterate.com

También te puede interesar...

  • Se acaba una etapa donde se ha acostumbrado a la sociedad a no pensar, la de los mass media. Comienza una nueva etapa con el reto de la participación ciudadana en los medios de comunicación, aunqu ...

  • Esta es una pregunta que se hace ahora mismo mucha gente, que los partidos mayoritarios intentan desvirtuar hacia sus intereses. La mejor respuesta está yendo a comprobarlo, en la misma plaza. Tam ...

  • 750 días de contenidos nos han ofrecido una pequeña dosis de lectura al menos. Procesos electorales, conflictos, emergencias humanitarias, debates energéticos, cumbres sobre el Cambio Climático, p ...

1 Comentario

    • letronic
    • el 17/05/2010 a las 2:14 pm

    la trama es interesante. Pero como la mayoria del cine español se queda en una buena idea que se ve desinflando segun avanza la pelicula.