General »La Redacción »

Peligros: inmediatez y cantidad

Resulta demasiado sencillo y gratuito criticar la labor periodística de un tiempo a esta parte. En una etapa en la que el periodismo como tal está en pleno proceso de renovación, incluso invención, la valoración que hace la sociedad (al menos en España) de la credibilidad de los medios de comunicación es la más baja posiblemente en años. Si echamos la vista atrás encontraremos motivos para ello. Pero lo verdaderamente problemático es que si miramos al horizonte podemos distinguir con cierta claridad algunos problemas que comienzan a ser frecuentes y que pueden acrecentarse en el futuro.

Hoy me gustaría hacer hincapié en un argumento: el periodismo digital nos obliga a los medios de comunicación a dos factores que podrían ser beneficiosos, pero cuyo enfoque se está acometiendo de manera equivocada. Estos son la inmediatez de la información y el volumen de la misma. El último caso lo vivimos hace tan solo unos días con motivo del asesinato de un policía francés. En primer lugar la agencia EFE distribuía a los medios de comunicación una fotografía de un Joseba Fernández que no era el detenido en territorio galo. De otra parte, días después la mayoría de medios publicaron en portada la fotografía de cuatro bomberos catalanes como presuntos (aunque de esto se olvidaron) miembros de ETA.

El problema viene dado porque estos no son casos aislados. Resulta sencillo acordase del caso del falso violador/asesino de una niña en Tenerife el pasado mes de noviembre. Y no es más que otro ejemplo. En esa ocasión se volvió a «criminalizar» a alguien inocente y flaco favor le haríamos a la profesión periodística si continuamos con la tendencia.

CRISIS PUBLICITARIA VOLUMEN DE INFORMACIÓN

Como decíamos al comienzo de estas líneas, el Periodismo está en pleno proceso de adaptación, incluso creación y lo más sencillo es criticar sin buscar explicaciones. No será este el caso.

Ya nada es como era antes, como era incluso hace bien poco. Y eso el periodista como trabajador y los medios de comunicación como productos lo están pagando. Es el peaje por haber reaccionado tarde. Imaginad que vuestra profesión cambia de manera casi radical en un período corto de tiempo (hecho que ya ha sucedido en diversas épocas y diversas profesiones). Lógicamente esto conlleva un período de adaptación.

Pero incluso por encima de los males o defectos de contenidos está la situación económica y el grave problema publicitario por el que atraviesan los medios de comunicación que ven como las redes sociales y otros soportes les quitan «parte del pastel». No solo eso, ese pastel que ahora llega no vale demasiado, puesto que los precios de la publicidad en la red son bastante más bajos que los de soportes tradicionales.

Todo ello, explicado de manera resumidísima, nos conduce a la situación actual: la publicidad en la red se cobra por visitas a una determina web, así que cuantas más noticias se publican en  dicha web más opciones de visitas, así que más publicidad y más dinero. Muy probablemente publicar tres páginas más o menos en el periódico de mañana no suponga más lectores, publicar tres noticias más en la web seguramente sí supondrá más visitas.

Así que de repente nos hemos vuelto todos más locos si cabe y hemos comenzado a mover un volumen de información y actualidad que ya no es que resulte complicado de seguir y entender para el ciudadano, es que resulta complejo hasta para el propio periodista. A este respecto siempre recordaré a Elena Gómez, quién fuera mi primera profesora de radio, cuando aseveraba aquello de «la sobreinformación provoca desinformación«, pocas veces he considerado tan acertada una frase.

INMEDIATEZ VS. CONTRASTAR FUENTES

Si hay algo básico en la profesión periodística es la obligación de contrastar fuentes de información antes de publicar una noticia. Por contra, si hay algo característico en el nuevo modelo de consumo de información al que juegan medios y ciudadanos es una inmediatez jamás vivida.

Y estos dos factores están chocando. No solo en los casos citados a principio de este artículo, en los que quizás no había tanta «prisa» , lo que les convierte en errores más de bulto si cabe. Pero en líneas generales son demasiados los errores que se están cometiendo y algunos de ellos en temas especialmente sensibles y cuyas consecuencias pueden volverse dramáticas.

Acudamos en esta ocasión a un ejemplo de contenido más banal, pero fácilmente entendible: hace dos semanas el diario deportivo Marca publicaba antes de hora la eliminación de un equipo de baloncesto, suponemos porque el partido que disputaba dicho equipo parecía decidido. Sin embargo, el partido cambió, el equipo no cayó finalmente eliminado y el error fue de bulto.

Recientemente leía o escuchaba (lamento no recordar la fuente) que la primicia/la inmediatez es cada día, gracias a las nuevas formas de comunicación, más para los propios ciudadanos y que la labor periodística deberá ser aquella más centrada en el análisis, la contextualización, etc. Nuevos tiempos, nuevos roles, nuevos modelos.

Esto solo una pequeña parte del debate, una pequeña reflexión. Seguiremos debatiendo.

También te puede interesar...

  • Se acaba una etapa donde se ha acostumbrado a la sociedad a no pensar, la de los mass media. Comienza una nueva etapa con el reto de la participación ciudadana en los medios de comunicación, aunqu ...

  • Esta es una pregunta que se hace ahora mismo mucha gente, que los partidos mayoritarios intentan desvirtuar hacia sus intereses. La mejor respuesta está yendo a comprobarlo, en la misma plaza. Tam ...

  • Viene de: Gervasio Sánchez I Entre sus colaboraciones encontramos medios como la BBC, la cadena SER, la Vanguardia o Soitu.es entre otros. Supongo que será un orgullo contar con estos nombres e ...

Comments are closed.