Actualidad conflictiva »Articulo Destacado »Asia »Conflictos »

Yemen o el punto de equilibrio en Oriente Medio

En 2000 una voladura del destructor estadounidense Cole en Yemen alertó a la Unión Europea y a Estados Unidos de la presencia de grupos de Al quaeda en la zona. Ocho años después, un intento de atentado en la embajada de Estados Unidos en la capital Sanaa también provocó víctimas aunque no la sangría que pretendían los terroristas.

sanaa

No obstante, estas actos dentro de la agenda de las grandes potencias parece que sólo son parte de la casualidad o de la inestabilidad en la zona. El único movimiento ha sido, como siempre, de Estados Unidos que está negociando con el gobierno yemení colaborar en materia terrorista.

Desde que se conociera la existencia de Al Quaeda y a su líder Osama Bin Laden, el nombre de Yemen siempre ha salido en todas las quinielas. Durante una época Bin Laden estuvo viviendo en este país tras huir de su tierra en Arabia Saudí por la presión de las fuerzas de seguridad. Así, en Yemen, Bin Laden montó un centro de formación para insurgentes en el desierto.

FALTA DE CONTROL DEL ESTADO

A parte de la influencia que pueda tener Bin Laden en la zona, al igual que países como Somalia o el Chad, en Yemen el gobierno es bastante débil. La principal razón es la existencia de tribus locales suní que controlan partes del país donde hace un par de años siete turistas españoles murieron por un ataque con un coche bomba.

Al norte del país, el Gobierno liderado por el presidente Alí Abdulá Saleh tiene que hacer frente a una rebelión de tribus chií que pretenden reconquistar el país para dar un vuelco por completo a su credo religioso. Pero este no es el único problema, en la zona sur existe una tendencia a la secesión.

AYUDAS CONTRA EL TERRORISMO

En este contexto, aparece Estados Unidos con sus problemas dejado del brazo derecho y un fajo de dinero en el izquierdo. La intención estadounidense es dar 70 millones de dólares en ayudas para la lucha terrorista y la formación del ejército yemení.

Las dudas que se siembran en torno a esta inyección de dinero es quién lo recibe y si servirá para algo. Al igual que otras ayudas a gobiernos de Oriente, parece que el futuro de ese dinero no es el esperado ya que hay gobierno que no pueden ni siquiera mantenerse.

Fuente de la fotografía: www.imageyemen.com

También te puede interesar...

  • Túnez, Egipto, Líbia...la revolución social que derroca regímenes se extiende como la pólvora en los países árabes. Dictadores avalados hasta ahora por la Unión Europea y Estados Unidos han perdid ...

  • "Por lo menos no es Gaddafi". Con esta fría respuesta un alto cargo estadounidense aclaraba a un periodista en una rueda de prensa quienes eran los opositores en Libia. Esta frase ha sido la más r ...

  • Bin Laden está muerto. O eso dice Estados Unidos. Desde hace una semana la propaganda de la potencia mundial ha comenzado a trabajar con fuerza para intentar convencer al mundo de que había acabad ...

Comments are closed.