Articulo Destacado »Cooperación al desarrollo »Mundo »

Sin enchufes, desde Haití

Etiquetas: ,

Haití es noticia una, dos y tres veces. Es el plato fuerte de la prensa nacional e internacional estos días. Después, cuando se active la rutina, quedará relegado al olvido.

13156

Este efecto transitorio no sólo le sufren los diarios. Ciudadanos del mundo entero dejarán de sentir compasión por los haitianos en cuanto su retina se acostumbre a ver pasear el hambre, la muerte y la soledad por los pasillos de los medios de comunicación, los pasillos de las conversaciones de autobús y los pasillos de cada hogar.

Anistus es un misionero nigeriano afincado en Haití. Gracias a la batería de su coche, ha podido enviar por mail a Manos Unidas su testimonio. Otra historia para no olvidarnos de Haití.

Cartadesdehaiti.3

«… En estos momentos aún seguimos sintiendo las replicas, 8 días después del terremoto. Es lo que mas miedo nos da ahora, uno no puede estar un poco tranquilo, nos traumatiza porque no dejamos de pensar que habrá otra replica, pero no sabemos cuando. Esto se graba en la mente y aumenta el miedo. Creo que las imágenes que te envío lo dicen todo. La iglesia de mi parroquia se vino completamente abajo; muchos fieles han muerto en sus casas y en las calles, sus cadáveres siguen bajo los escombros. Los expertos internacionales van llegando pero la devastación es tan enorme que no creo que puedan llegar a todos los lugares a tiempo. Nuestra casa está bastante tocada. Dormimos en la calle, como tantísimos otros».

«… tengo muchos problemas en la cabeza y no sé por dónde comenzar. Debo sentarme para formular un proyecto pero ni siquiera sé dónde encontrar la energía para conectar a la computadora y e Internet. Te escribo ahora usando la batería de coche porque no hay luz eléctrica y nuestra planta eléctrica tampoco funciona en estos momentos. Si encontráramos una, no hay combustible para echarla andar, nada funciona ahora mismo en el país; muchos comercios, estaciones de gasolina, edificios estatales. quedaron destrozados o son inseguros. La presidencia funciona ahora mismo desde un centro de administración de la policía, no tiene otro lugar porque el palacio nacional esta destrozado».

«El arzobispo, Miot está muerto, el arzobispado y la catedral completamente destruidos. La iglesia esta paralizada, no tiene cabeza ahora. Nadie habla en su nombre ahora mismo, son tantas cosas que contar que como verás, no puedo pensar correctamente ahora sobre lo que necesito o bien lo que podremos hacer. No puedo formular nada ahora mismo, es duro. Estoy sentado en el suelo y te escribo aprovechando la poca energía. No sigo… Con el tiempo podremos ir viendo más claramente por donde comenzar. Cuento con tu paciencia y comprensión. Un abrazo fuerte y perdón por la forma desordenada en la que escribo, aún estamos en estado de shock y de miedo, mucho miedo«.

También te puede interesar...

Comments are closed.