Letras Divinas »Literatura »

Crónica de un fracaso precoz

“Me quedé en Francia dieciocho meses más, la mitad en París y la mitad en la Provenza, donde mi novia y yo trabajamos de guardeses en una finca al norte del Var. Cuando llegué a Nueva York, tenía menos de diez dólares en el bolsillo y ni un solo plan concreto para el futuro.

paul-auster

Tenía veintisiete años y, sin más méritos que un libro de poemas y un puñado de oscuros artículos literarios, no estaba más cerca de resolver el problema económico que cuando salí de Estados Unidos. Para complicar aún más las cosas, mi novia y yo habíamos decidido casarnos. Fue una decisión impulsiva, pero como tantas cosas estaban a punto de cambiar, nos dijimos: ¿Por qué no seguir adelante y cambiar todo de una vez?

Inmediatamente me puse a buscar trabajo. Llamé por teléfono, cumplí trámites, me presenté a entrevistas, exploré todas las posibilidades que encontraba. Intentaba comportarme con sensatez y, después de todos los altibajos por los que había pasado, de todos los apuros y desesperadas estrecheces en que me había visto atrapado a los largo de los años, estaba decidido a no repetir los antiguos errores. Había aprendido la lección, creía yo, y esta vez iba a hacer bien las cosas.

Pero no había aprendido nada, ni hice nada bien. Pese a mis loables intenciones, resultó que era incorregible. No es que no encontrase trabajo, sino que en vez de aceptar el puesto fijo que me ofrecieron (subdirector de una importante editorial), opté por un trabajo a tiempo parcial con media paga. Había prometido tomarme la medicina, pero cuando me acercaron la cuchara cerré la boca.”

Fragmento de A salto de mata. Crónica de un fracaso precoz, novela autobiográfica que gira en torno a la supervivencia (o como conseguir dinero sin pervertir los principios de uno mismo). Todo un recorrido desde la infancia hasta la edad adulta del brillante, Paul Auster. Su vida y milagros en el petrolero en el que se enroló en su tierna juventud, o la constante presión de sucumbir a la docencia institucionalizada, unido, a un momento de “lucidez” vital en el cual decide que, por fin, va a ganar dinero con un absurdo juego de cartas de béisbol, son, entre otros, algunos de los grandes momentos perfectamente descritos por este autor. Divertida e hilarante, muy recomendada para aspirantes a la vida bohemia.

Fuente de la fotografía: didacticafilosofica.blogia.com

También te puede interesar...

  • Esta es una pregunta que se hace ahora mismo mucha gente, que los partidos mayoritarios intentan desvirtuar hacia sus intereses. La mejor respuesta está yendo a comprobarlo, en la misma plaza. Tam ...

  • Viene de: Gervasio Sánchez I Entre sus colaboraciones encontramos medios como la BBC, la cadena SER, la Vanguardia o Soitu.es entre otros. Supongo que será un orgullo contar con estos nombres e ...

  • Se acaba una etapa donde se ha acostumbrado a la sociedad a no pensar, la de los mass media. Comienza una nueva etapa con el reto de la participación ciudadana en los medios de comunicación, aunqu ...

1 Comentario

    • letronic
    • el 10/12/2009 a las 1:05 am

    personalmente… desde que leí «el palacio de la luna» me enganche a paul auster.
    sin dejar de lado «smoke» en el mundo del cine…impagable:)
    todo lo que se diga de este autor es grande !!