Articulo Destacado »Literatura »Recomendaciones »

El poder del perro

A mediados de noviembre, un grupo de personas torturó y ejecutó a las hijas de un asesino de mujeres en México. Al parecer, no es tan extraño que allí paguen justos por pecadores. Esta noticia apareció mientras leía El poder del perro, un novelón en el que abundan este tipo de salvajadas.

narco

México, cocaína, armas, prostitutas, sicarios, policías corruptos, irlandeses borrachos, agentes de la CIA, izquierdistas latinoamericanos, mercenarios ultraderechistas, las FARC, los paramilitares, Ronald Reagan, el Papa, el Opus Dei…Son algunos de los personajes de la novela de Don Winslow. Una adictiva novela que recuerda a las largas canciones de Bob Dylan, a las películas de Sam Peckinpah, a 2666 de Bolaño.

Un policía honrado ayuda sin querer al ascenso de un narcotraficante, en largo un prólogo que termina como la primera parte de El Padrino. A partir de entones gastará años, balas, salud, amigos y familiares en enmendar su error. Por el camino, hay una clase magistral sobre el funcionamiento del narcotráfico en Latinoamérica; un resumen de los intentos de la CIA de acabar con todo vestigio de izquierdistas en el continente; una constatación del poder de la droga, que nombra y destituye presidentes, entonces y ahora; una crítica a la cúpula de la Iglesia, siempre aliada con los mismos; y un mensaje final: que la violencia, el dinero y el poder pueden ser drogas más duras que la cocaína.

Todo salpicado con centenares de muertos. Algunos culpables, muchos inocentes (el primero, un bebé tiroteado). Las descripciones de las venganzas, torturas y masacres no son aptas para estómagos delicados.

Lo malo es que El poder del perro no es sólo una novela, sino un puñado de casos reales, armados con las técnicas de la ficción. Todo lo que se cuenta, asegura el autor, ha sucedido. Cuesta creerlo, pero no hay más que leer el periódico para hacerlo.

Don Winslow

El poder del perro

Mondadori

704 páginas

18€

Comparte este artículo

Si te ha gustado este artículo, compartelo.

También te puede interesar...

  • Este 2009 que por fin se acaba he leído 48 libros. De aquí al 31 de diciembre creo que llegaré a los 50. Casi 1 por semana. Si sumamos los no-leídos (los iniciados y abandonados a las diez, cien o ...

  • No, no es que haya sido una mala semana, ni mucho menos. El tema en cuestión es que andaba yo buscando inspiración para Doctores tiene la Iglesia en abastodenoticias.com cuando pude detectar que h ...

  • Durante los años 70 y 80 se sucedieron los golpes de Estado en América Latina que se saldaron con miles de muertos, presos y desaparecidos políticos. Mientras tanto México se erigía como un oasis ...

1 Comentario

    • Esther
    • el 18/12/2009 a las 6:40 pm

    Todo lo que aquí nos puede parecer una salvajada, es en México el más corriente de los sucesos. Las páginas informativas de sus periódicos son absolutamente aberrantes. Existen incluso, como aquí antaño con “El Caso”, varios medios dedicados única y exclusivamente a contar muy detalladamente los “sucedidos”. Tiene tanto valor la vida como la muerte. A veces, da la sensación de que todavía le dan más valor a la muerte.

    Pero como en pulp ficción, si es ficción..mooolaaaaa