La Posada »México »

Cómo escapar del aeropuerto de Cancún IV

Viene de: Cómo escapar del aeropuerto de Cancún III

Encontramos esas cabañas en un pueblito cercano, llamado Zoh Laguna. Aunque sus amables habitantes creen que la mayor atracción del lugar es, precisamente, la laguna, un pozo de agua estancada de donde varias máquinas extraen lodo fertilizante. En realidad, lo que fascina del lugar es la naturaleza enroscada en los techos inclinados de las casas, el color de los portales, el sonido del silencio y del tzeltal, los patos, los gansos, los cerdos que pasean tranquilamente por sus calles.

Calakmul

Allí pasamos la noche y a la mañana siguiente, un taxi llegó a recogernos para llevarnos a Calakmul, «la ciudad de los montículos adyacentes«, un enorme yacimiento del preclásico y del clásico tardío, rival de Tikal en el que los arqueólogos estiman que vivieron 50.000 personas.

VISITANDO CALAKMUL

Tal vez por su inaccesibilidad, en mitad de la selva plurisilva, es menos visitado que Uxmal o Chichen Itza, en la Ruta Puuc. Sin embargo, su vegetación y su fauna, entre la que se encuentran cinco especies de felinos (puma, jaguarundi, tigrillo, ocelote y jaguar), tapires, monos aulladores, monos araña, 282 especies de pájaros, hacen de este enclave, un reducto sin igual.

En temporada de lluvias, son los mosquitos, los alacranes y las víboras las más abundantes. “Nos la pasamos matando monstruos– dice Ángel, uno de los trabajadores que reside dos semanas si, dos semanas no, en el lugar- y es que las serpientes de falso coral se esconden entre la leña, los alacranes en el techo o en la ropa y algunos bichos destruyen las mosquiteras”.

DESCUBRIMIENTO DEL YACIMIENTO

Calakmul tiene más de 17 estelas y 40 “templos”, su memoria sobrevive a las raíces de los ficus, a los chicozapotes, cedros, caobas, granadillo, pich, y a los frutos del mamey. Fue descubierta por el biólogo Cyrus L. Lundell, que trabajaba en la zona con una empresa de explotación de chicle. Aunque algunos ya sabían del yacimiento, fue él el que se interesó por los tesoros que albergaban y comenzó a sistematizar algunas excavaciones y a reproducir los grabados de las estelas y los frisos en el interior de los “templos”.

Uno de ellos, de doce metros de largo, fue hallado en el interior de un templo, y se abrirá próximamente al público. El que ya puede verse, en perfecto estado, está en otro yacimiento cercano a la carretera, Balamku, del que solo se ha escavado el 10 por ciento. Este friso es, según los estudiosos, la entrada al inframundo y todo en él se articula para que sea de una manera lógica.

Está presidido por un sapo inmenso, emblema de la fertilidad y de la transición entre dos mundos, los jaguares, símbolos del sol diurno, de la guerra, el poder y el sacrificio, lo rodean, conjuntos de cuatro mascarones canuac que apuntan en las cuatro direcciones del cosmos se sitúan bajo él, y la efigie de un príncipe aquilata el resto. Diversos anfibios y pájaros son constantes en la escena.

Con ganas de permanecer allá, pero con la certidumbre de que el autobús que viajaba de Xpujil a Escarcega debía de pasar en pocos minutos, abandonamos el lugar, tal vez hasta la próxima, cuando muchos otros animales aparezcan a croar.

Fuente de la fotografía: operadoratramuntana.com

También te puede interesar...

  • 750 días de contenidos nos han ofrecido una pequeña dosis de lectura al menos. Procesos electorales, conflictos, emergencias humanitarias, debates energéticos, cumbres sobre el Cambio Climático, p ...

  • Se acaba una etapa donde se ha acostumbrado a la sociedad a no pensar, la de los mass media. Comienza una nueva etapa con el reto de la participación ciudadana en los medios de comunicación, aunqu ...

  • Esta es una pregunta que se hace ahora mismo mucha gente, que los partidos mayoritarios intentan desvirtuar hacia sus intereses. La mejor respuesta está yendo a comprobarlo, en la misma plaza. Tam ...

Comments are closed.