Articulo Destacado »Conflictos »Europa »Personajes de conflictos »

Las marionetas europeas

Al igual que Gepeto hizo a Pinocho un ser con sentimientos y lo más parecido a él. La Unión Europea, especialmente los líderes de los 27 países, ha diseñado los nuevos cargos de presidente de la Unión Europea y de representante exterior, a su imagen y semejanza. Sin embargo, en la realidad, «las marionetas» sólo son unos muñecos inertes y que necesitan de los hilos para tener vida.

BELGICA UNIÓN EUROPEA NOMBRAMIENTOS

Cuando hace un mes, el presidente checo, Vaclav Klaus decidió olvidar su antieuropeismo -o mejor dicho no cortar el flujo de dinero europeo- y firmar la Constitución Europea, comenzó una carrera de velocidad de los países miembros para situar a su candidato en las quinielas para ocupar los nuevos cargos: presidencia permamente de la UE (cinco años de legislatura) y el representante exterior (cuatro años).

Desde Tony Blair hasta Moratinos la lista de futuribles era bastante amplia. Los «serpas» de los estados comenzaron a hacer el trabajo sucio para intentar buscar un consenso rápidamente. Conforme transcurrían las reuniones quedaban claras un par de cuestiones: un presidente con un perfil alto (estilo Blair o Aznar) podría ensombrecer los egos de los líderes de los estados principales y un candidato procedente de uno de estos (Francia, Alemania, Gran Bretaña o España) podría provocar el recelo de los demás.

DOS CANDIDATOS PREFERIDOS

Con el paso de los días el primer ministro de Luxemburgo Jean Claude Junker y un desconocido ex presidente belga Herman Van Rompuy se colocaban como los más deseados. La razón sencilla: procedían de países pequeños del viejo continente y no tenían un perfil político muy alto.

Al final Herman Van Rompuy se llevó el gato al agua y se ha eregido como nuevo presidente permanente de la UE, mientras que el cargo de alto representante ha caído en otra desconocida Catherine Ashton, Gran Bretaña, que sustituirá a Javier Solana.

NUMEROSAS CRÍTICAS

Tanto Ashton como Van Rompuy desde el mismo momento que fueron designados recibieron «palos» de todos los lados, especialmente por su inexperiencia. El caso de Ashton es mucho más polémico porque justo el día que le comunicaron su nuevo puesto estaba preparando las maletas porque se volvía a Inglaterra a desempeñar un cargo en el gobierno de Brown. Por ello, muchos alegan que esta elección forma parte del cupo británico para que las críticas a la UE desde la isla sean menores.

El nuevo cargo de Ashton supone algo singular. La Unión Europea hasta este momento había tenido un representante en el resto del mundo pero no tenía el poder ni la capacidad que tendrá ahora. Contará con un cuerpo diplomático propio y una parte del presupuesto europeo irá destinado a este departamento.

Como todo lo que empieza, las dudas y los problemas no paran de surgir. Sin embargo, ambos cargos pueden ayudar a dar una imagen más unificada de la opinión de los países europeos. En el caso exterior tendrán que acostumbrarse, al igual que cedieron competencias en Agricultura o Justica, tendrán que hacerlo en su política de cara al resto del mundo. Habrá que ver cuánto tardan en comprenderlo.

Fuente de la fotografía: elpaís.com

Comparte este artículo

Si te ha gustado este artículo, compartelo.

También te puede interesar...

  • 750 días de contenidos nos han ofrecido una pequeña dosis de lectura al menos. Procesos electorales, conflictos, emergencias humanitarias, debates energéticos, cumbres sobre el Cambio Climático, p ...

  • Esta es una pregunta que se hace ahora mismo mucha gente, que los partidos mayoritarios intentan desvirtuar hacia sus intereses. La mejor respuesta está yendo a comprobarlo, en la misma plaza. Tam ...

  • Se acaba una etapa donde se ha acostumbrado a la sociedad a no pensar, la de los mass media. Comienza una nueva etapa con el reto de la participación ciudadana en los medios de comunicación, aunqu ...

Comments are closed.