Actualidad conflictiva »Asia »Conflictos »

En el laberinto de Waziristán

WaziristanWaziristán hacía mucho que no ocupaba ni un renglón en los informes de las primeras potencias mundiales. Incluso, para muchos expertos en relaciones internacionales de Europa o Estados Unidos era difícil situar esta región en el mapa de Asía. Desde hace unos meses esta palabra pasa de boca en boca en todos los ministerios exteriores.

La razón de esta importancia es simple: en los último días ha salido a la luz esta región, fronteriza entre Afganistán y Pakistán, como foco de luchas entre el ejército pakistaní y los talibanes, que se han replegado en esta zona para controlar el paso de la gente.

Cuando Inglaterra decidió crear a través de sus «maravillosas» divisiones de los países ex-colonia (en este caso la linea Durand), Waziristán quedó dividida en dos partes: una al norte y otra al sur.

Sin embargo, su diferencia es testimonial, ya que la región siempre ha estado controlada por las tribus locales que tienen concepciones religiosas muy conservadoras.

FALSO MAPA

La división inglesa no sólo fue una simple linea administrativa. En la región del sur se quedaron la mayoría de los pastunes, étnica principal en Afganistán, por lo que la relación con el país vecino ha sido muy estrecha. A partir de esta conexión, los talibanes, que controlan la zona como si fuera la palma de su mano, se han aferrado en las principales ciudades en su lucha contra los militares de Pakistán.

Estados Unidos en su cruzada contra las fuerzas de Al Qaeda también ha puesto sus ojos en la zona. A principios de año, Abu Laith Al-Libi, uno de los altos dirigentes de la red al-Qaeda en Afganistán, resultó muerto en Waziristán del Norte por un ataque con un misil lanzado desde un avión estadounidense no tripulado.

EN SU TERRITORIO

El problema para las fuerzas estadounidenses y pakistaníes es que se están enfrentando a los talibanes y a Al-Qaeda en un laberinto de pueblos y ciudades en los que la lucha de ambas facciones ha calado entre la población. Así, la mayoría de los expertos en la materia ya no hablan de guerra, y si de «contrainsurgencia»:  redadas al estilo policíaco en los barrios para intentar «cortar» las alas a los insurgentes.

SIN ESTRATEGIA

Mientras que la lucha continúa, Barack Obama está tardando en hacer pública cuál es la estrategia de Estados Unidos en Afganistán y en la zona: si apuesta por la «contrainsurgencia» o continúa con la guerra de Bush. El general Petraus ha sido apartado del consejo asesor, lo que ha provocado muchas críticas del lado conservador y algunos demócratas porque durante el liderato del militar en Irak se redujo el número de atentados.

Al igual que muchos grandes líderes tuvieron su ‘piedra en el zapato’, como por ejemplo Clinton en Sudán, esperemos que Afganistán y, en especial, Waziristán, no sean el laberinto en el que se pierda Obama.

Fuente de fotografía: www.longwarjournal.org

También te puede interesar...

  • A finales de los años ochenta la Unión Soviética tuvo que abandonar Afganistán con el rabo entre las piernas, tras varias años de intento de doblegar al país asiático y tener una salida más hacia ...

  • En 2000 una voladura del destructor estadounidense Cole en Yemen alertó a la Unión Europea y a Estados Unidos de la presencia de grupos de Al quaeda en la zona. Ocho años después, un intento de at ...

  • "Practiqué bastante con los soviéticos", respondió Robert Gates, secretario de Estado de Estados Unidos, a un vendedor de coches, una de las pasiones del responsable militar de Estados Unidos. Eje ...

2 Comentarios

    • Susana
    • el 13/02/2010 a las 3:57 pm

    Inshallah sea precisamente el laberinto en que se pierda el mentiroso y traidor Obama asesino y devorador de pueblos como el Imperio al que representa

    • Jeremías
    • el 10/02/2011 a las 12:24 am

    No soy seguidor de Obama porque creo que es una invención de EE.UU. Pero si fuera real, sería mi ídolo.