Alerta »Articulo Destacado »Medio Ambiente »

Las Tablas de Daimiel: ¿nuestro Mar de Aral? Vol.2

Viene de: Las Tablas de Daimiel: ¿nuestro Mar de Aral? Vol.1

Sea como sea, dentro de poco sabremos la respuesta. Pero aunque esta solución de urgencia consiga apagar el incendio, el problema de las Tablas de Daimiel continuará. La supervivencia de este humedal manchego seguirá dependiendo de las aguas del acuífero 23 y las del Tajo.

DamielAral

Por las primeras compite con los pozos ilegales y legales de una basta zona circundante que las emplean para una agricultura ineficiente, tanto en su regadío como económicamente. Por las aguas del Tajo, compite especialmente la moderna agricultura de Murcia y Almería pero también la mayor presión demográfica de casi toda la mitad sur de la península, especialmente la población costera, el turismo, los campos de golf y nuestros vecinos portugueses que exigen que el Tajo traiga cierto caudal e incluso otros humedales que “roban” su agua.

Si las Tablas siguen perdiendo, finalmente este ya no será un Parque Nacional (de hecho hace tiempo que ya no cumple los objetivos) y perderá su estatus de reserva de la biosfera de la UNESCO y su consecuente subvención.

¿UN MÁRTIR DE LA NATURALEZA?

Puede que nuestra agricultura acabe exterminado a este símbolo de la riqueza natural española, como le paso a la URSS con su Mar deAral, y semejante desastre natural pase a nuestra conciencia colectiva como la mayor catástrofe ambiental española. Un mártir medioambiental más que además murió empeorando las cosas ya que, como Guillermo Rein estima, este incendio esta liberando entre 100 y 400 toneladas diarias de CO2 y otros gases de efecto invernadero a dos meses de la Convención de Copenhague sobre Cambio Climático. Parece como si el mártir se vengara de los agricultores de los alrededores, de los murcianos y almerienses, de los portugueses e incluso de los turistas ingleses y alemanes. Hasta del turista de Pernambuco porque el Cambio Climático es algo que afecta a todo el mundo.

Si finalmente el futuro de las Tablas de Daimiel es ser un mártir más de naturaleza puede que se diga en los libros de historia lo mismo que se dice del Mar de Aral:

La progresiva desaparición del gran lago no sorprendía a los soviéticos. Ya lo habían esperado. Aparentemente, en la URSS se consideraba que el Aral era un «error de la naturaleza», y un ingeniero soviético habría dicho en 1968 que «es evidente para todo el mundo que la desaparición del mar de Aral es inevitable».

Bissell, Tom. «Eternal Winter: Lessons of the Aral Sea Disaster». Harper’s, April 2002, pp. 41–56 []

Pregunta a las administraciones competentes: ¿Qué resta más votos, cortar el grifo a algunos agricultores, limitar los trasvases o perder un patrimonio de la UNESCO?

Las “guerras del agua” continúan, podemos ir viendo las primeras victimas, como siempre, las más indefensas, la naturaleza. Continuarán…

Fuente de la fotografía: http://reddeparquesnacionales.mma.es

También te puede interesar...

  • 750 días de contenidos nos han ofrecido una pequeña dosis de lectura al menos. Procesos electorales, conflictos, emergencias humanitarias, debates energéticos, cumbres sobre el Cambio Climático, p ...

  • Se acaba una etapa donde se ha acostumbrado a la sociedad a no pensar, la de los mass media. Comienza una nueva etapa con el reto de la participación ciudadana en los medios de comunicación, aunqu ...

  • Esta es una pregunta que se hace ahora mismo mucha gente, que los partidos mayoritarios intentan desvirtuar hacia sus intereses. La mejor respuesta está yendo a comprobarlo, en la misma plaza. Tam ...

2 Comentarios

    • letronic
    • el 21/10/2009 a las 3:40 pm

    vaya petardo con las tablas del daimiel !!
    arriba y abajo con las tablas todo el dia !!!
    …eso sí, sin solucionarse continua el asunto !!!

    • Wario
    • el 22/10/2009 a las 10:31 am

    Atención a lo que viene en un artículo de El País de hoy:
    «La situación ha llegado hasta tal extremo que cuando el secretario de Estado visitó en junio pasado las Tablas, un agricultor de la zona se acercó a la comitiva y, sin reconocer a Puxeu, le sugirió al director de Daimiel que inundasen pronto el parque nacional porque se estaba quedando sin agua para regar.»

    Por favor, agricultura de secano ya!! en todo el territorio del acuífero 23!!