Articulo Destacado »Emergencias »Emergencias activas »Mundo »

Lejos, lejísimos

Así estamos, todos, pero empezando por quiénes toman las decisiones y siguiendo por los que no movemos demasiado para cambiarlas. Lejos, lejísimos estamos de cumplir uno de los Objetivos del Milenio (ODM) firmados en el año 2000 y que proponía reducir en dos tercios  la mortalidad de los menores de cinco años, tomando como referencia los datos tomados en 1990.

niño

¿Dónde nos encontramos exactamente? En que muere un niño en el mundo cada tres segundos. Y es esta no es una información sensacionalista, como mucho puede ser aproximada, pero la raíz del tema es la misma. Ahora viene lo frívolo: para cumplir el objetivo habría que reducir la cifra de menores muertos en al menos 5 millones por año en los siguientes 6 años.

CAUSAS

Principalmente enfermedades como el SIDA, la malaria, la diarrea o el sarampión, pero con el origen en otros problemas de fondo o de superficie, según los observemos: falta de alimentos, falta de agua limpia y precaria situación sanitaria.

INFORME “LA SIGUIENTE REVOLUCIÓN”

Todos estos datos y conclusiones han sido extraídos del informe “La siguiente revolución” que ha presentado esta semana la ONG Save The Children. Además del propio informe, la ONG ha aprovechado para presentar la nueva campaña de concienciación bajo el lema ‘Todos contamos para salvar vidas’ cuyo comienzo tendrá lugar el 5 de octubre.

MEDIDAS

En relación con el eslogan elegido, Save The Children propone una serie de medidas:

–          mejorar la nutrición de niños y madres

–          implementar planes nacionales creíbles

–          focalizar la atención en los recién nacidos

–          priorizar la equidad

–          movilizar recursos adicionales

–          invertir en calidad sanitaria

–          incrementar la focalización en la niñez en situaciones de emergencia

PREGUNTAS

¿Cómo creéis que podemos ayudar? ¿Qué medidas concretas podemos lanzar en pro de una mejora que es necesaria de una manera progresiva, pero inmediata?

Directamente no os pregunto si está bien que cerremos los ojos y sigamos normalmente con nuestra vida, tampoco creo que valga aquello de que «uno solo no puede cambiar el mundo», porque ahora más nunca me resulta muy paradójico que la globalización (bien entendida) e Internet sean capaces de crear personajes como Susan Boyle y no sea capaz de crear cierta concienzación. ¿Por qué?

Pero no me gustaría enfocar el debate a lo malos que somos, a la m….. de mundo en la que vivimos, ni a lo que todos ya sabemos. Eso no sirve de nada. ¿Qué podemos hacer? Planteemos el tema en positivo, sí, es díficil, pero intentémoslo: busquemos soluciones que los problemas ya los tenemos desde hace tiempo.

Y sí, ya sé que este no es el típico artículo ni la típica foto que apetece leer y ver un viernes, pero esto es lo que hay, dudo mucho que la mortalidad infantil descanse en fin de semana.

Descarga: Informe de Save The Children

Fuente de la fotografía: http://alertaroja.net

También te puede interesar...

  • 750 días de contenidos nos han ofrecido una pequeña dosis de lectura al menos. Procesos electorales, conflictos, emergencias humanitarias, debates energéticos, cumbres sobre el Cambio Climático, p ...

  • Se acaba una etapa donde se ha acostumbrado a la sociedad a no pensar, la de los mass media. Comienza una nueva etapa con el reto de la participación ciudadana en los medios de comunicación, aunqu ...

  • Esta es una pregunta que se hace ahora mismo mucha gente, que los partidos mayoritarios intentan desvirtuar hacia sus intereses. La mejor respuesta está yendo a comprobarlo, en la misma plaza. Tam ...

1 Comentario

    • San
    • el 5/10/2009 a las 10:09 pm

    Las medidas de Save the Children están bien, pero no sirven de nada si no hay unos gobiernos y unas leyes que las soporten y defiendan. Unos gobiernos que, desde aquí, impidan que se manejen sumas millonarias para cuatro jugadores de fútbol y se destine más dinero a la ayuda humanitaria. Unos gobiernos que no malgasten dinero en políticos vividores y derrochadores, que controlen el precio de la vivienda, muy superior a los sueldos de la inmensa mayoría, y unos gobiernos que se preocupen por el ser humano, sea de donde sea.
    Pero es muy difícil encontrar la unión entre lo político y la ayuda desinteresada. Por no hablar de los países que tenemos monarquías…
    Bueno, había que pensar en positivo… Es complicado….
    Hoy no me sale, mañana lo vuelvo a intentar….