Comercio Justo »Economia »

¿Por qué tengo que PAGAR la comida DOS VECES?

Leyendo el artículo que publicaba la Agencia Dossier en el Mundo de Wayne titulado Del árbol a la mesa pasando por Internet, me surge una pregunta que lleva tiempo rodándome en la cabeza:  ¿por qué tengo que pagar los tomates dos veces?

TemporerosInmigrantes

Sí, sí, dos veces. Una a 2 € el kilo en el supermercado, y otra cuando con mis impuestos se paga la subvención al agricultor de, pongamos por ejemplo, 0.5 € el kilo. Esto se hace así porque sino el agricultor no ganaría nada, ya que él los vende a solo 0.10 € el kilo al intermediario que a mi me lo vende a 2 €.

Lo siento pero me parece una estafa: que un intermediario se aproveche de las subvenciones y compre el producto a un precio ridículo y luego lo venda con más de un 800% de beneficio. En mi opinión, el problema en España, y no sólo de este sector, son los intermediarios que, por no hacer nada, ni dar valor añadido al producto, se enriquecen a costa de otros que sí que trabajan de verdad.

Hablar con cualquier agricultor y ganadero y veréis que cada vez se les paga menos por sus productos, aunque también es verdad, y eso le costara más afirmarlo, que reciben una importante cuantía en forma de subvenciones.

LA IDEA

Es una estafa directa a mi persona porque yo pago mi kilo de tomates dos veces:

1ª: a 2 € en el supermercado.

2º: a 50 «centimazos» con mis impuestos en subvenciones.

Lo mismo pasa con la carne, la leche, las frutas y las verduras.

EL PROBLEMA EN EL MUNDO

Continúo con mi enojo y lo incremento si pienso en que el mayor problema que tienen los países empobrecidos es que no conseguirán jamás el desarrollo si no consiguen comenzar a desarrollar una agricultura industrial, no de subsistencia. Y esto es actualmente algo imposible porque sus productos jamás podrán competir con la agricultura subvencionada de Europa y EE.UU.  Otra vez más la doble moral y el doble rasero.

CONCLUSIÓN Y SOLUNIONES

Aquí solo esbozo la idea de forma sencilla, pero expresando lo que me parece un timo absoluto, un timo a mi persona y una estafa al mundo. Pido el fin de las subvenciones. Puede sonar duro, pero los hechos me hacen inclinarme por esa opción.

Si queréis encontrar estudios serios y con más datos económicos sobre la repercusión de estas subvenciones hay  una gran cantidad de ellos por Internet. Se trata de una «guerra» que lleva muchos años librándose.  Podéis encontrar el resumen de algunos de ellos en un artículo de economiajoven.net.

¿Soluciones? De momento, salirse lo más posible del mercado con métodos como los “canales cortos de comercialización” de los que habla el anterior artículo y los “grupos de consumo” de los que os hablaba en el comentario a ese artículo y me ha motivado a escribir esto.

Fuente fotografía: www.diagonalperiodico.net

También te puede interesar...

  • 750 días de contenidos nos han ofrecido una pequeña dosis de lectura al menos. Procesos electorales, conflictos, emergencias humanitarias, debates energéticos, cumbres sobre el Cambio Climático, p ...

  • Se acaba una etapa donde se ha acostumbrado a la sociedad a no pensar, la de los mass media. Comienza una nueva etapa con el reto de la participación ciudadana en los medios de comunicación, aunqu ...

  • Esta es una pregunta que se hace ahora mismo mucha gente, que los partidos mayoritarios intentan desvirtuar hacia sus intereses. La mejor respuesta está yendo a comprobarlo, en la misma plaza. Tam ...

Comments are closed.