América »Articulo Destacado »Conflictos »

Un país en pijama

Media noche en Tegucigalpa (capital de Honduras). El presidente del gobierno Manuel Zelaya duerme plácidamente con su mujer. Sin mediar palabra unos militares enmascarados entran en la habitación y secuestran al presidente a punta de pistola. Lo Trasladan a Costa Rica, donde se le concede asilo político.

chavezyzelaya

Esta historia no es ninguna película de Hollywood, forma parte de la actualidad de este pequeño pais de centro américa.

Hace un mes Zelaya decidió cambiar la constitución para perpetuarse en el cargo, para lo que propuso convocar unas elecciones que formaran la asamblea constituyente. Este deseo del dirigente provocó el recelo entre los militares que vieron en él una persona afín a la ‘nueva izquierda’ de América del Sur (Venezuela, Bolicia, Ecuador, Cuba…). Sin mediar palabra lo expulsaron del país y formaron su propio gobierno, liderado por Roberto Micheletti, presidente del parlamento nacional.

Las intenciones de Zelaya no son ni nuevas en Latinoamérica y ni exclusivas de una facción política. Álvaro Uribe o Hugo Chavez, antagónicos en sus ideales, han querido reformar sus cartas magnas para perpetuarse en el poder. En el caso de Honduras, la constitución es bastante explicita sobre esta situación: descarta la posibilidad de que un mandatario esté en el cargo más de dos legislaturas y rechaza cualquier tipo de reforma en cubierto para cambiarla.

Con este golpe en el timón del país, Honduras se ha quedado dividida entre los partidarios de Zelaya y los de Micheletti. Esta fragmentación puede originar un problema de inestabilidad en la zona. Hay dos aspectos que van a ser claves para la resolución de este conflicto:

1. La posición de Venezuela. Hugo Chavez ya ha dejado claro su intención de entrar en Honduras si no permiten que el presidente depuesto vuelver a liderar el país. De la mano del dirigente venezolano también acudirán sus seguidores más cercanos como son Bolivia o Ecuador.

2. Facciones extremas. Zelaya tenía previsto aterrizar hoy en Teguciglapa para intentar dialogar con los nuevos gobernantes, lo ha pospuesto hasta que terminen las negociaciones entre la administración de Micheletti y la Organización de Estados Americanos (OEA). «Si vuelve será detenido porque quería convocar un referendum y cambiar la constitución sin contar con el pueblo», así de tajante se mostró Micheletti ante la posible llegada del antiguo presidente.

La Unión Europea, Estados Unidos y la mayoría de las organizaciones regionales están a favor de Zelaya porque piensan que el cambio promulgado por el dirigente depuesto no legitima a los militares a deportar al presidente a otro país.

Cómo en muchos otros conflictos en el corazón de américa la división es bastante profunda y puede ser el principio de un problema mayor que se extienda al resto del continente

Fuente fotografía: www.casamerica.es

También te puede interesar...

  • 750 días de contenidos nos han ofrecido una pequeña dosis de lectura al menos. Procesos electorales, conflictos, emergencias humanitarias, debates energéticos, cumbres sobre el Cambio Climático, p ...

  • La situación que ocurre en las Agencias ambientales de España y en la mayoría de los países al poner en marcha planes y proyectos medioambientales es de una cierta frustración al comprobar casi si ...

  • Esta es una pregunta que se hace ahora mismo mucha gente, que los partidos mayoritarios intentan desvirtuar hacia sus intereses. La mejor respuesta está yendo a comprobarlo, en la misma plaza. Tam ...

3 Comentarios

    • Wario
    • el 3/07/2009 a las 10:00 am

    Impresionante:“Si vuelve será detenido porque quería convocar un referendum y cambiar la constitución sin contar con el pueblo”. En estos casos siempre parece que toman al pueblo por gilipollas pero este en concreto creo que va mas alla: el gilipollas es él, su afirmación no tiene ni pies ni cabeza ni para el tonto del pueblo.

    • paco
    • el 3/07/2009 a las 11:33 am

    El principal problema que en menos de 24 horas terminan las negociaciones entre la OEA y el nuevo gobierno para que se retiren, dudo mucho que lo hagan. Puede ser una vena abierta para América Central

    • Natascha
    • el 11/07/2009 a las 6:31 am

    A mi el asunto me mosquea. No tiene ningún sentido que todas las grandes potencias y organizaciones institucionales (EEUU, Europa, OEA, etc) se pronuncien contra el golpe y los militares permanezcan. ¿Acaso no hay métodos de presión más allá de las palabras y recomendaciones? (bloqueos económicos, etc etc etc. ), a pesar de las palabras democraticas de obama, hay que rastrear la labor diplomatica, militar, contrainsurgente de embajadores de eeuu y la cia en honduras