Articulo Destacado »Crónicas »Música »

Iván el Grande

No, no me refiero a Iván III Vasilievich de Rusia. Tal nominación en esta ocasión es para un gallego, de estatura más bien baja, pero de una gran envergadura musical: Iván Ferreiro.

ivan

Personalmente y dado que, pese a mi inquietud continua por ampliar gustos musicales, no soy uno de los expertos musicales del MW, he de reconocer que tengo un regla inquebrantable hacia los artistas musicales: los cracks, aquellos que sitúan un peldaño por encima de los buenos, son aquellos que te convierten a su música, cual religión se tratase, en directo, a unos metros de tí. Y a pesar de todo lo que pueda suceder.

Y el de ayer en las Playas de la Expo de Zaragoza no era un concierto sencillo. Empezando por el horario: domingo a las 11 de la noche. Continuando por el escenario que tenía su doble vertiente: un marco muy bonito, pero con una amplia separación entre el propio escenario y la arena del público, algo que anotó el propio Iván nada más presetarse con un «jo tíos, que lejos estáis» con el inconfudible acento gallego. Y el tercer incoveniente lo puso el clima, concretamente el viento que hizo de esa noche una noche fría para estar finalizando junio.

Pero hay artistas cuyo directo supera cualquier obstáculo y, sin duda alguna, Iván Ferreiro pertenece a ese club. Yo me declaro gran admirador de Los Piratas y de Iván Ferreiro, el cual creo que tiene un sello tan personal, tan inconfundible, que ahí es precisamente dónde se ha ganado su merecido hueco. A pesar de tal admiración, por diferentes circunstancias nunca antes había podido disfrutar de un directo del gallego y cuando acudí a las Playas fue con la intención de no ponérselo fácil: me gustaba tanto el sonido de sus discos que creía díficil que el directo los superase.

Estaba ampliamente equivocado. Primero por valentía, puesto que la banda de Iván Ferreiro la forman solo 3 componentes, uno de ellos su hermano. No buscan escentricidades, ni un colosal puesta en escena y, sin embargo, el sonido que transmiten no te hace echar nada en falta, al contrario.

Sobre el repertorio un poquito de todo: varias del último disco como Jet Lag, NYC o Rocco Sigfredi; algunas de los anteriores trabajos en solitario como Días Azules, Ciudadano A, SPNB, El viaje de Chihiro o la vitoreada Turnedo; y, por supuesto, algún tema mítico de la época «pirata» como la grandiosa M, Promesas que no valen nada o el brillante cierra El equilibrio es imposible (creo que es el título de una canción más simple y valioso de las que yo conozco), cuyo vídeo acompaña el final de esta crónica. Por el camino, detallazo en forma de tributo a Antonio Vega con una genial versión de Una décima de segundo que nos puso la piel de gallina a los allí presentes.

Lo más importante, al menos para mí, del concierto del domingo fueron, de largo, las sensaciones. Ferreiro establece una conexión muy íntima, muy incluso «bonita», con el público, de forma que a la segunda canción te sientes como si estuviese actuando en tu casa o en uno de tus lugares favoritos. Y obviamente sus letras, esas que te hacen dar vueltas y vueltas al coco para buscar posibles significados a estrofas inverosímiles y giros linguísticos que a veces parecen susurrados por la melódica voz de un gallego y a veces parecen desgarrantes gritos de auxilio procedentes de la habitación de un manicomio. Sea como sea, es su sello, el de un grande, el de Iván.

Blog personal de Iván Ferreiro: http://ivanferreiro.blogspot.com/

Comparte este artículo

Si te ha gustado este artículo, compartelo.

También te puede interesar...

  • Ya no son los tiempos de muerte en Venecia, donde el cordón sanitario aplicado a una putrida ciudad se tardaba dos meses; no son tiempos de peste y cruzada, ni de dioses solares tomando temascales ...

  • 750 días de contenidos nos han ofrecido una pequeña dosis de lectura al menos. Procesos electorales, conflictos, emergencias humanitarias, debates energéticos, cumbres sobre el Cambio Climático, p ...

  • Esta es una pregunta que se hace ahora mismo mucha gente, que los partidos mayoritarios intentan desvirtuar hacia sus intereses. La mejor respuesta está yendo a comprobarlo, en la misma plaza. Tam ...

Comments are closed.