La Posada »México »

Crónica de un viaje a Oaxaca…Vol.I

Etiquetas: , ,

Salimos Cesia y yo el sábado a la mañana, o ya bien entrado el mediodía. Salimos desde Puebla, donde anda viviendo ahorita, a hora y media del DF. Como en los viejos tiempos nos aventamos un rai, esto es: sacar el dedo pulgar a ver quien para en la carretera o en la gaz.

p11003561

En seguida nos paró un hombre delgado de dientes bien alineados que iba en trailer, nos dejaba a 40 kilométros de donde estábamos, decía, en una caseta o en un comedero. Luego todo se fue articulando, las nubes estaban blancas y esponjosas, y la carretera brillante delante de nosotras, el viento soplaba un poquito y yo pensaba que ya habían terminado los madrugones a las cuatro de la mañana y que cuantas cosas bellas nos esperaban.

Y si, también pensaba en que iba a hacer en lo sucesivo, pero sin angustia, porque hay chamba necesaria en camino…

Con un poco de valor volvimos a pedir rai en el comedero, comimos chiles rellenos, quesadillas, y un camionero nos depositó más adelante, y así, entre plática y plática, entre sueño y sueño, fuimos llegando a la ciudad de Oaxaca, ya de noche, pero nuestro destino era Juchitan, en el istmo de Tehuantepec, donde se celebraba la tradición zapoteca de las velas que, desde que me hablaron de ella, tomé como excusa para salir de viaje y conocer.

Eran ya pasadas las doce, había terminado la regada (una cabalgata donde muchachas avientan juguetes a los niños) y fuimos a Spinal donde se festejaba la ultima vela. Nadie contestaba completamente a mi pregunta de qué y de donde era una vela, de velada, me decían, porque antes se colocaban velas en los puestos de comida que ofrecen las familias. ¿Desde cuando? «Ah, no sé, mi mamá, mis abuelos, ya lo celebraban» era la respuesta, «pero de seguro ha de haber una fecha».

Bailamos son, cumbia, merengue, regueton. Había dos orquestas y los trajes tradicionales de los que ya hablé. Tocados y mucho oro encima del cuerpo de mujeronas con flores y terciopelo. Se hizo de día y ahí estabamos, tomando cerveza y mezcal, y escuchando historias de cazadores y hectáreas de sembrado (de marihuana se entiende). Hasta la PFP acudió al baile a recoger a un presunto colaborador de los Zetas. «Hay gente que se hace pasar por zetas para extorsionar», me decían. Nos ofrecieron casa, Cesia se fue. Después había que descubrir el canal donde bañarse y los alrededores, y el mercado de Juchitán, lleno de carne, chocolate y agua de coco. Inmenso calor el del Istmo, un calor húmedo que te obliga a sudar. También iguanas comen por la zona. Iguanas y conejos!

Jugaron esa tarde noche los Pumas con Toluca la final de fútbol de la liga mexicana. Una televisión averiado y diminuto retransmitía el partido en una taquería. Y también conocí la radio «…», nuestra voz, una radio comunitaria nacida de un colectivo ecológico. El río que pasa por Spinal se llamaba el rio de las Nutrias. «No lo conoce la gente por el río de los perros?»

Antes el río traía agua abundante de la sierra, ahora tan solo perros muertos y casi nadie quiere bañarse en él. «Tiene mucha basura, solo hay un camión que pase a recogerla por el pueblo y no es suficiente» me contaban. El propósito de esta radio es cuidar el río, criar composte, mantener viva la lengua y tradiciones zapotecas…

También te puede interesar...

  • Esta es una pregunta que se hace ahora mismo mucha gente, que los partidos mayoritarios intentan desvirtuar hacia sus intereses. La mejor respuesta está yendo a comprobarlo, en la misma plaza. Tam ...

  • Se acaba una etapa donde se ha acostumbrado a la sociedad a no pensar, la de los mass media. Comienza una nueva etapa con el reto de la participación ciudadana en los medios de comunicación, aunqu ...

  • Ya no son los tiempos de muerte en Venecia, donde el cordón sanitario aplicado a una putrida ciudad se tardaba dos meses; no son tiempos de peste y cruzada, ni de dioses solares tomando temascales ...

9 Comentarios

    • Dr No
    • el 10/06/2009 a las 8:46 am

    gaz, plática, rai, chamba? Vol. I? a qué lector está esto dirigido? de qué va esta historieta?

    • Kid
    • el 10/06/2009 a las 9:31 am

    Hola Dr.No, «Vol.I» lo llevamos utilizando en según que titulares desde el comienzo. Significa obviamente «volumen I» porque esta crónica de la Posada de los Viajeros tendrá más de un volumen (como casi todas las crónicas de esta sección).

    En cuanto a las expresiones que comentas, aunque algunas de ellas están explicadas en el artículo, la razón es que nuestra corresponsal, Nastascha, se ha metido tanto en la vida mexicana, que efectivamente comienza a escribir como alguien de allí, y eso que no la has oído hablar!

    • Ines
    • el 10/06/2009 a las 6:57 pm

    buenas tardes doctor no.
    mira, podria perfectamente omitir esas palabras, pero es un relato informal, y soy de la opinion de que utilizarlas reflejan parte del ambiente y del sentimiento, la atmosfera y el ambiente de alli.
    tal vez deberia hacer un glosario chamba=trabajo, platica es conversacion, rai ya lo explico en el relato, gaz es gasolinera, dudo mucho que esta semantica ajena a la real academia se ininteligible o dificulte captar la esencia de lo que se cuenta…
    claro, esto que comentas forma parte de uno de los principales problemas con las editoriales, lo mejor de la literatura mexicana, lo costumbrista, lo realista, no se publica en españa porque resulta poco comercial para un lector acostumbrado a facilidades idiomaticas, asi que nos quedamos con angeles mastreta y carlos fuentes..y lo mismo pasa en el cine. aunque tal vez si entendiste y tu mama tambien. mira, tal vez no sea el caso, pero hay realidades diversas y pasa que hay terminos que solo se nombran a traves de los terminos de la gente utiliza, pero podemos armar un debate muy interesante sobre esto
    y por otra parte,como dice Kid la historieta va por partes porque era muy larga para colgarla de una.

    • Marta Sanuy
    • el 11/06/2009 a las 10:08 am

    Acostumbrada a leer todos los días textos mal puntuados, absolutamente relamidos y que dejan la impresión de deja vu, este me ha encantado, precisamente por lo fresco, y esa frescura se debe en parte a la utilización de un lenguaje coloquial. Buen debate ¿no le parece al autor del primer comentario lícito que se utilice la lengua real en la literatura? ¿no le parece que nos enriquecemos conociendo expresiones del otro lado?

    En todo caso con criterios como el suyo no hubieran sido leídos muchos autores latinoamericanos en España. Yo por ejemplo recuerdo unas cuantas páginas de Lezama describiendo una pitaya y jamás había visto una.

    • Dr No
    • el 12/06/2009 a las 4:23 pm

    :/

    • paco
    • el 12/06/2009 a las 7:32 pm

    Creo que tenéis razón con la defensa de los giros mexicanos se acerca al lector a lo que vive el autor. Pero tenéis que preguntaros si escribiéramos por ejemplo con giros propios de Andalucía o cualquier región con sus palabras coloquiales, estilo PAVANA (Gaviota) si todo el mundo lo entendería, creo que hay que escribir cuestiones costumbristas con un mínimo de compresión.
    Por otro lado me parece preciosa la opinión de que en España hay lectores «acostumbrado a facilidades idiomáticas», perdona que no me gusten los problemas con los géneros «Una televisión averiado y diminuto»…
    De todas formas, creo que esta escritura tiene su público, diminuto, pero lo tiene y no se le debería cortar las alas en España…

    • Dr No
    • el 12/06/2009 a las 7:41 pm

    o Los. alos por, ejemplo
    quicir que pue ser asin ono, si mesentiende que má dá… mandeee?
    paque, punto; coma. pija ni maroma, si aligual tosomos libres dicir loqqueremos y comoqueremos
    y pa frejco, frejco… churriguerejco

    • Ines Giménez
    • el 12/06/2009 a las 8:02 pm

    Querido doctor
    http://www.academia.org.mx/dicmex.php
    hace milagros!

    yo soy libre.

    por supuesto.

    • Kid
    • el 12/06/2009 a las 8:04 pm

    Yo creo que el debate es interesante. Pero una cosa creo que todos tenemos clara: en El Mundo de Wayne no hacemos contenidos para satisfacer a todo el mundo, creo que eso es algo evidente y que salta a la vista. Ni todos los artículos tienen que gustar a todos los lectores, si no que intentamos ofrecer contenidos diferentes y especializados, al menos en la medida que de momento podemos.

    Con esto quiero decir que la literatura de Natascha tiene su punto diferente, en castellano o adoptando términos diferentes. Pero ojo, eso tampoco siginifica que esté escribiendo con faltas ortográficas. Y no tiene que gustar a todo el mundo, pero desde luego que la intención tampoco desdeñar a nadie.

    Creo que una solución más normal puede ser que continúe con su estilo, pero pedirle que aclare según que términos. No creo que sea todo blanco o negro, si no en las soluciones intermedias.

    «Una televisión averiado y diminuto» es obviamente un fallo, del que no tiene culpa Natascha, si no el editor, en este caso el que escribe estas líneas que es quién ha de repasar los compresibles errores que alguien puede tener. De hecho, gracias a la opinión de Paco, procedo a corregirlo y agradezco que se nos corrija cuando cometamos errores. Espero que un fallo ortográfico, ni en este ni en ningún artículo, puede empañar la esencia del contenido.