Actualidad musical »Articulo Destacado »Música »

Se va un maestro, se queda su música

Etiquetas:

vegaAntonio Vega ha muerto. Parece que el destino ha querido que lo haga en un día en el que él no se llevará las portadas, que sin duda serán para el debate del Estado de la nación, conforme a su estilo silencioso, pero brillante, en ocasiones insultantemente brillante.

Amén de lo que ya de por sí ha representado la figura de Antonio Vega en la historia de la música española, para los que rebuscamos en las letras de las canciones para encontrar algo más que un soniquete pegadizo para mover el esqueleto, creo que el valor de Antonio Vega es incalculable.

Descanse en paz y perdure su música.

Enlace recomendado: un adiós a Antonio Vega

También te puede interesar...

  • Puede que en vida fuese un solitario empedernido, pero Antonio Vega no estaba solo este viernes en el Palacio de Deportes de Madrid, donde diez mil espectadores y 25 artistas y grupos se han dado ...

  • Los herederos de Miguel Hernández recogieron ayer de manos de la vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, la Declaración de Reparación y Reconocimiento Personal de ...

  • Amanece este jueves raro de junio con las portadas de los periódicos copadas casi en exclusiva por la derrota de la selección española en el mundial de Sudáfrica, noticia claramente ganadora del d ...

6 Comentarios

    • letronic
    • el 12/05/2009 a las 2:35 pm

    Una pena la muerte de uno de los músicos más influyentes de la canción española. Creo que todos recordaran su canción más famosa “la chica de ayer” a pesar de tener otras maravillas en su carrera.
    Sin lugar a dudas su música será recordada siempre.

    • Ines
    • el 12/05/2009 a las 5:22 pm

    Dicen que los grandes lo son, no por el espacio que ocupan, sino por el que dejan cuando se van… Sin duda, él ocupaba poco, su voz y su poesía tanto. Ojalá hubiera tantos como èl, esa fragilidad de luz oscura que estremece los corazones

    • paco
    • el 12/05/2009 a las 5:45 pm

    Siento su muerte… pero al igual que muchas cosas en la sociedad, tenemos una doble moral: un yonqui en la calle lejos, pero un yonqui que canta es un crack…

    • Kid
    • el 12/05/2009 a las 7:22 pm

    Paco, entiendo tu argumento perfectamente, en tanto en cuanto ese debate ya rodeaba en vida a Antonio Vega y, desde luego, tu planteamiento no se aleja de la realidad. En cualquier caso, cualquiera que haya escuchado alguna entrevista (pocas, por su timidez) a Antonio Vega, si le ha escuchado referencias a las drogas, habrá sido para decir que su ex-mujer había logrado desintoxicarse y lo bien que estaba ahora y como él admiraba eso, etc.

    No entraré, como se hace mucho, en los golpes que le dio la vida porque yo no creo que haya que juzgar a la persona, si no al artista. Tampoco me gusta el argumento de que para ser él tenía que tener esos condicionantes. En mi humilde opinión era un genio de la música, sin tener en cuenta si era buena persona o no, cómo ni porqué era su adicción, si era de éste o del otro partido político, etc.

    • Kid
    • el 12/05/2009 a las 7:40 pm

    Mi anterior comentario era para aclarar que yo creo que si se juzga la faceta profesional de alguien no hay que meter la personal. Pero entrando en el concepto que tú brillantemente introduces de la doble moral, tengo que completar mi opinión diciendo que la generalidad sí que marca ese “un yonqui en la calle lejos”, pero eso nos debería hacer reflexionar porque en mi opinión esa actitud demuestra que nos falta humanidad, valor y cercanía. No creo que una persona sea buena o mala si tiene una adicción, y mucho menos creo que deberíamos catalogar socialmente de una forma tan automática como la hacemos, pero bueno, esto da para un artículo entero o para un hilo en el foro, que a ver si lo animamos!

    • paco
    • el 12/05/2009 a las 7:46 pm

    Creo que el problema es que la faceta de profesional en este caso va unido a la de personaje público, es para bien o para mal. No quiero cebarme con Antonio porque por ejemplo Ami Whitehouse es un ejemplo mucho más… en el mundo de la música hay mucha droga…
    Esta teoría de personaje público se puede aplicar a cualquier futbolista, que son unos mamarrachos…