Asia »Conflictos »

¿No tendrás gripe porcina…? ¿Y tú…? ¿Y tú…?

Es la alarma mundial. Y por más que pasan minutos, horas, amaneceres… es la alarma mundial. Y por más que el mundo escenifica eventos, es la alarma mundial. No digo que no sea importante. Tampoco mi intención es frivolizar.

Gripe porcina. Flickr

Pero la alarma y mundial se ha convertido en una obsesión informativa, preventiva y llamativa. Y la mascarilla provoca en quien no la viste: náuseas, miedo y temor. Y la desvergüenza justificada de preguntar: «¿No tendrás gripe porcina…?» Y mientras la gripe se expande, más de 100 niños han muerto este fin de semana en un duro ataque de las tropas del gobierno de Sri Lanka en el noreste del país contra los Tigres de Liberación Tamil Eelam (LTTE), según Naciones Unidas.

A principios de año, las tropas gubernamentales recrudecieron su ofensiva contra los «tigres». El LTTE empuñó las armas en 1983 por la proclamación de un Estado independiente en el norte y el este de la isla de Sri Lanka, donde predomina la etnia tamil. Desde ese momento, los enfrentamientos han sido constantes.

La ONU estima que entre enero y abril han sido asesinados 6.500 civiles, 14.000 han resultado heridos y, unas 200.000 personas, han huido debido a los combates y están recluidas en campos de desplazados, cuya capacidad se encuentra al límite. Por eso, Naciones Unidas ha denunciado un nuevo «baño de sangre» en Sri Lanka.

No es gripe porcina, tampoco parece que es «alarma mundial». Nadie estima nada. Medidas, las justas. Lo de siempre, siempre y siempre. Ahora bien, nada como -prometo que no estoy frivolizando- coger una mascarilla, camuflarse el rostro con ella y ante la pregunta inquietante del desvergonzado y temeroso, exclamar: «Yo tengo gripe porcina». Seguramente, así, pase del olvido a la primera plana informativa, preventiva y llamativa.

También te puede interesar...

  • 2009 fue el año en el que superamos la edad de la inocencia, en el que descubrimos que la vivienda también puede bajar, que se puede dejar de comprar periódicos sin estar menos informados y que un ...

  • Esta es una pregunta que se hace ahora mismo mucha gente, que los partidos mayoritarios intentan desvirtuar hacia sus intereses. La mejor respuesta está yendo a comprobarlo, en la misma plaza. Tam ...

  • Se acaba una etapa donde se ha acostumbrado a la sociedad a no pensar, la de los mass media. Comienza una nueva etapa con el reto de la participación ciudadana en los medios de comunicación, aunqu ...

5 Comentarios

  1. Ando cubriendo noticias internacionales…Se de buena fé (estoy en México) que la alarma mundial es un exceso (puras mamadas dirían por aca…) pero también me estoy planteando que una noticia no puede ser revelante por una cifra u otra de muertos, eso también desnaturaliza y al fin y al cabo, ¿cómo contar ayuda a que no se den esos muertos? Creo que estamos necesitados de análisis, pausa, testimonios que acompañen retratos profundos y nos acerquen a un sentido más cierto de los acontecimientos y las estructuras que los subyacen… Desde luego, el tratamiento mediático de esta gripa no tiene precedentes, a los impulsos espasmódicos se une la opacidad informativa, es muy significativo del poder de los medios y el miedo, armas peligrosas que no podemos dejar que nos venzan…

    • paco
    • el 12/05/2009 a las 11:36 am

    Creo que se ha unido la potencia, poca o mucha, de gripe junto al desarrollo de esta cepa en un lugar (cómo casi siempre), donde el estado en muchas ciudades no ha extendido sus tentáculos. Además de una prensa internacional necesita de vender periódicos…
    Lo peor de todo esto es la sensación y la mala imagen que se le está dando a méxico

    • anagil
    • el 12/05/2009 a las 1:23 pm

    Tienes toda la razón Paco. Lo que más me ‘ofende’ es que podamos tener la sangre fría de generar una alarma mundial cuando no existe y cuando tenemos organismos internacionales que deberían hacer frente a sucesos de este tipo con una elegancia más discreta…

    • anagil
    • el 12/05/2009 a las 1:27 pm

    Natasha, es cierto, «una cifra de muertos» no puede ser noticia… sin más. Eso, que sucede en muchos medios, nos hace fríos, poco humanos y nos deforma. El análisis, la profundidad en los acontecimientos, en este caso en el de Sri Lanka, forman al lector, internauta o quien quiera asomarse a la información. Y eso mismo nos hace más comprensivos y humanos.