Articulo Destacado »Conflictos »Personajes de conflictos »

Noruega, mediador sin tarjeta de presentación

«Mediador: Este actor debe ajustarse a cada situación específica. Y debe basar su actividad en un estrecho diálogo entre las partes en conflicto. Debe buscar una reconciliación entre los contendientes para solucionar problemas». Esta se supone que es la teoría de lo que tiene que hacer un mediador. Sin embargo, dentro de los intereses de este protagonista también entran otros aspectos como el atractivo energético de la zona o la predisposición hacia una parte de la disputa.

acuerdos-de-oslo

Estados Unidos, la Unión Europea e incluso el Vaticano han ocupado este cargo en algún desencuentro. Sin embargo, hay un actor importante en estos procesos y que no es relevante en la estela mundial: Noruega.

Este pequeño país del norte de Europa ha sido protagonista de muchas de las mediaciones más importantes. En Sri Lanka estuvo cerca de conseguir la reconciliación entre el gobierno y los tigres tamiles, pero que no llegó a buen puerto por las posturas irreconciliables sobre la creación de otro estado al norte de la isla. Otro ejemplo de la mediación de Noruega fue el proceso de Oslo que dio como resultado el acuerdo de paz entre Israel y la Organización para la Liberación de Palestina en 1993.

Pero la pregunta que todos nos hacemos ¿por qué ha desarrollado esta posición un país con tan poca presencia internacional? Estas son las razones que el país escandinavo alude cuando se le pregunta sobre ello:

1.- Una razón fundamental es su poder mundial. Muchos contendientes han elegido a Noruega como mediador porque al no ocupar un papel preponderante a escala internacional no puede forzar a las partes a llegar a un acuerdo que le beneficie en algún sentido.

2.- La falta de intereses. Se supone que Noruega por su falta de peso no tiene un interés por ninguna de las partes. Este punto es el más controvertido porque por muy pequeño que sea el estado siempre tendrá una necesidad de materias primas o cuenta con una empresa ávida de tierras que explotar.

3.- Amplia red de ONG. La ONU ha contado en muchas de sus misiones internacionales de ayuda humanitaria con estas organizaciones porque cuentan con una amplia experiencia en diferentes puntos del mundo.
Todos estos puntos son la base de muchos de los movimientos internacionales de Noruega pero mi escepticismo sobre la posición neutral de gobiernos, da igual la índole o la naturaleza, me hace un poco más reticente sobre la posición noruega. Un ejemplo de ello: Chile ha llegado un acuerdo con Noruega en cooperación bilateral en temas de infraestructuras y obras públicas… dudo mucho que en caso de mediar el país escandinavo olvide sus acuerdos.

Fuente de la fotografía: http://www.kalipedia.com

Comparte este artículo

Si te ha gustado este artículo, compartelo.

También te puede interesar...

  • 750 días de contenidos nos han ofrecido una pequeña dosis de lectura al menos. Procesos electorales, conflictos, emergencias humanitarias, debates energéticos, cumbres sobre el Cambio Climático, p ...

  • Se acaba una etapa donde se ha acostumbrado a la sociedad a no pensar, la de los mass media. Comienza una nueva etapa con el reto de la participación ciudadana en los medios de comunicación, aunqu ...

  • Esta es una pregunta que se hace ahora mismo mucha gente, que los partidos mayoritarios intentan desvirtuar hacia sus intereses. La mejor respuesta está yendo a comprobarlo, en la misma plaza. Tam ...

Comments are closed.