Actualidad solidaria »Articulo Destacado »Mundo »

México, en alerta por la fiebre porcina

Etiquetas: ,

El brote epidémico de influenza porcina, que según la OMS se ha cobrado ya 22 vidas, y según las mexicanas más de 140, lleva a las autoridades a declarar el estado de excepción y el miedo se instala en las calles vacías.

Este lunes, a las 13.30, hubo un terremoto de escala 5. Los chistes afloraron:

-«¿Qué le dice México a la influenzia?

Mira como tiemblo…

img_2706

Reportaje especial

Es un domingo soleado, pero las calles están vacías, las mascarillas agotadas y radios y televisiones transmiten sin cesar sesiones especiales sobre la influenza y su prevención. A veces se oyen sirenas, la poca gente que si sale a la calle lo hace con recelo y se saluda de lejos desde detrás de su tapabocas.

Desde que el jueves pasado se reuniera el Consejo de Seguridad del ejecutivo federal y emitiera un comunicado nocturno sobre la suspensión de centros educativos por alerta epidémica, la vida cotidiana de millones de personas del estado de México se ha interrumpido. Bares, comercios, teatros y cines han cerrado hasta nueva orden con pérdidas millonarias, los partidos de fútbol, las misas y las actividades culturales se han suspendido, los aeropuertos están acordonados y los hospitales se llenan de hipotéticos casos de fiebre.

El responsable de todo este guirigay es la presunta mutación del virus de la influenza porcina H1N1, perteneciente a la familia Ortomixoviridiae. Con la alteración de su cadena genética, este virus de alta morbidad parece haber adquirido la capacidad de transmitirse de humano a humano vía respiratoria. La alarma se disparó de la noche a la mañana. El mes pasado se registraron varios casos en Canadá y EEUU que ya fueron controlads, y aunque han brotado algunos nuevos y las autoridades norteamericanas han declarado estado emergencia de salud pública, el impacto del virus está siendo mayor en México donde el estado de excepción ya está activado. “De los 1384 monitoreados- señala el último informe de gobierno expresado por el presidente Felipe Calderón- 929 casos ya han sido dados de alta, el 27% permanecen hospitalizados y solo el 6% perdieron la vida (lamentablemente)”.

Bueno, lo cierto es que ha día de hoy, ya se han diagnosticado casos en Brasil, Canadá, España.

La Organización Mundial de la Salud, OMS, declara la fase 4 del estado de alarma ante el riesgo de pandemia, en reunión de crisis celebrada en Ginebra, una fase en que va más allá de la 3, en la que “se detectan uno o varios casos de infección humana con un nuevo subtipo vírico pero sin propagación de persona a persona o como máximo raros casos de propagación por contactos cercanos”. Este organismo señala que son 22 los casos clínicos diagnosticados en México, cifra que contrasta con los reportes “precipitados” de algunas autoridades como el gobernador de San Luis Potosí, que ayer reportó 62 casos. Un comité de expertos internacionales enviado al país determinará en las próximas horas el diagnóstico y evolución de estos pacientes, y es que muchos ciudadanos arguyen que se está haciendo un uso político de la epidemia porque ya no se habla ni de la crisis ni del fracaso en “la guerra contra el narco”.

Según el Centro para la prevención y control de Enfermedades (CDC según siglas en ingles) el periodo de incubación de la enfermedad es de 3 a 7 días, se transmiten a través del aire, vía oral y por “fomites” ya que una vez que los virus han muerto pueden sobre superficies húmedas de unos minutos a 72 horas. Sus síntomas son la fiebre, el letargo, la falta de apetito y tos, acompañados de vómitos, nauseas, dolor de músculos y dificultades respiratorias. La reacción de la población es dispar, la ignorancia sobre los efectos y el alcance de la infección conduce a multitudes con cuadros de ansiedad a presentarse frente a los hospitales y a otros tantos a desoír las indicaciones. Algunos sectores permanecen en relativa calma pero con cautela. “Nos han obligado a ponernos mascarilla- señala una vendedora del mercado-y aunque no me lo creo mucho no está de más prevenir”

“El que tantas personas se estén presentando sin síntomas reales frente a los hospitales, focos de la enfermedad, aumenta el riesgo de contagio”, señala Daniela Rosa, infectóloga del INER, Instituto de Enfermedades Respiratorias, donde precisamente están puestas muchas miradas.

En el INER se encuentran 25 pacientes graves afectados por influenza que están siendo asistidos con ventilación mecánica. El centro se encuentra custodiado por efectivos militares, sus investigadores y médicos desconocen con precisión a qué se enfrentan y los familiares carecen de información suficiente. Según Daniela de la Rosa el perfil de los pacientes internos es de “pacientes sin enfermedad crónica, no vacunados, de más de un año de edad y menos de 60, que fueron ingresados en un estado avanzado porque al inicio de la epidemia que no recibieron tratamiento oportuno” Los casos han ido llegando al centro en un patrón estable pero continuo de 5 o 6 al día, de los que mueren 2 o 3.

Este domingo las autoridades sanitarias, en concreto, el director de epidemiología estatal, Victor Torres Mesa, señalaron que había tratamiento para todos los casos, ya que se contaba con 3.600 dosis de oseltamivir, medicamento antiviral utilizado contra la gripe aviar y recomendado por la OMS, que puede ser administrado cuando el caso clínico ha sido diagnosticado. Sin embargo no existen vacunas ni anticuerpos necesarios para prevenir la expansión del virus, dado su carácter novedoso que afecta sobretodo a gente jóven y con buena salud. Con tres focos diferentes en México (San Luis Potosí, ciudad de México y estado de mexico) el riesgo de pandemia es alto y se está estrechando un cordón sanitario en torno al país y en torno a una de las ciudades más populosas del mundo, el Distrito Federal.

Por ello, el gobernador del DF, Marcelo Ebrard, ha señalado que se paralizara también el tribunal superior de justicia, los tribunales cívicos y ha indicado que se está valorando suspender el transporte público. La semana entrante mucha gente no acudirá a sus labores y el secretario de Trabajo pide a los patrones una consideración especial para ellos, las escuelas y universidades permanecerán cerradas hasta el 6 de mayo por lo menos y archidiócesis ordena paralizar los oficios, algo que no sucedía desde la guerra cristera, en los años 30.

Los medios advierten una y otra vez que “hay que toser en el ángulo interno del codo, no saludar ni de mano ni de beso, lavarse las manos y no asistir a lugares masificados” y mientras tanto, familias y comerciantes permanecen charlando en casa y se aprovisionan de alimentos y esperan la sucesión de acontecimientos.

También te puede interesar...

  • 750 días de contenidos nos han ofrecido una pequeña dosis de lectura al menos. Procesos electorales, conflictos, emergencias humanitarias, debates energéticos, cumbres sobre el Cambio Climático, p ...

  • Se acaba una etapa donde se ha acostumbrado a la sociedad a no pensar, la de los mass media. Comienza una nueva etapa con el reto de la participación ciudadana en los medios de comunicación, aunqu ...

  • Ya no son los tiempos de muerte en Venecia, donde el cordón sanitario aplicado a una putrida ciudad se tardaba dos meses; no son tiempos de peste y cruzada, ni de dioses solares tomando temascales ...

4 Comentarios

    • Pierre
    • el 28/04/2009 a las 1:08 pm

    he hablado con amigos mexicanos ayer.
    Hay dos tipos de reacciones :
    – la «exageracion de los noticieros, no es para tanto».
    – y la otra «pues mañana iremos a comprar por si acaso y esperaremos».

    amigos me explicaron que la gente va y trabaja con tapabocas cuando no les dejan quedarse en casa. no hay clases, misas, y todo tipo de reuniones se han de suspender. quedan preocupados pero se lo toman con calma.

    • Ines
    • el 28/04/2009 a las 1:26 pm

    pues si, tienes razón, es que ante tanta corrupción y decepción acumulada, hay gente muy desconfiada de los dictámenes del gobierno y llegan a creer que todo esto es mera ilusión mediática…
    No obstante si hay miedo, y ayer la población fue en masa a los mercados a aprovisionarse de alimentos por si se cerraba toda actividad comercial…
    Creo que lo más sensato es informarse lo más científicamente posible, algo que no es lo más fácil precisamente, porque ni los propios especialistas saben…

    • María
    • el 30/04/2009 a las 1:20 pm

    ¿Cuánta gente muere de hambre al día? Supongo que en la “epidemia” del hambre no hay alerta 4 que valga. Hay víctimas de primera clase y de tercera clase.

    • Ines
    • el 30/04/2009 a las 4:14 pm

    Bueno, lo cierto es que en México está habiendo cierta utilización política de la epidemia, de hecho, ya escribiré sobre esto los muertos oficiales cayeron ayer de 150 a 8 porque no se habían hecho las comunicaciones sin diagnósticos clínicos precisos…

    Pero esta epidemia ha de afectar sobre todo a quien carece de acceso a la infraestructura sanitaria a quien padece desnutrición, a quien no llega a enterarse de cómo prevenir el contagio o a quien vive más hacinado.
    Vamos que, aunque los virus no discriminan, las víctimas principales van a ser las de siempre..
    Todavía está por ver qué política se va a seguir en la administración de antivirales, de alguna forma intuyo que los gobiernos a través de los impuestos ciudadanos van a enriquecer las lucrativas patentes de roche sobre tamiflu…