Articulo Destacado »Ética medioambiental »Medio Ambiente »

Vida simple…

…menos consumo, más ocio, tiempo para culturizarse, etc. Leyendo una conversación mantenida entre el profesor de Ciencia Política, Carlos Taibo, y el economista y escritor José Luis Sampedro publicada por ATTAC, me encuentro con esta anécdota tan simbólica como simpática. Para ponerla en contexto hay que decir que se encontraban hablando de la teoría del decrecimiento.

vida-simple1

Además me gustaría dedicársela a todos aquellos que no tienen problemas en admitir que trabajar ocho horas o más les parece una barbaridad y que no por ello son unos vagos o malos haciendo su trabajo; sino simplemente son conscientes de que hay que hacer gran cantidad de actividades al cabo del día, entre ellas, estar con la familia.

La anécdota se sitúa en un pueblecito de la costa mexicana. Un paisano está, medio adormecido, junto al mar. Un turista norteamericano se le acerca y entablan conversación.

El turista le pregunta:

-“Y usted, ¿a qué se dedica? ¿En qué trabaja?”.

El mexicano responde:

-“Soy pescador”.

-“¡Vaya, pues debe ser un trabajo muy duro! Trabajará usted muchas horas”.

-“Sí, muchas horas”, replica el mexicano.

-“¿Cuántas horas trabaja usted al día?”.

-“Bueno, trabajo tres o cuatro horitas”.

-“Pues no me parece que sean muchas. ¿Y qué hace usted el resto del tiempo?”.

-“Vaya. Me levanto tarde. Trabajo tres o cuatro horitas, juego un rato con mis hijos, duermo la siesta con mi mujer y luego, al atardecer, salgo con los amigos a tomar unas cervezas y a tocar la guitarra”.

El turista norteamericano reacciona inmediatamente de forma airada y responde:

-“Pero hombre, ¿cómo es usted así?”.

-“¿Qué quiere decir?”.

-“¿Por qué no trabaja usted más horas?”.

-“¿Y para qué?”, responde el mexicano.

-“Porque así al cabo de un par de años podría comprar un barco más grande”.

-“¿Y para qué?”.

-“Porque un tiempo después podría montar una factoría en este pueblo”.

-“¿Y para qué?”.

-“Porque luego podría abrir una oficina en el distrito federal”.

-“¿Y para qué?”.

-“Porque más adelante montaría delegaciones en Estados Unidos y en Europa”.

-“¿Y para qué?”.

-“Porque las acciones de su empresa cotizarían en bolsa y usted se haría inmensamente rico”.

-“¿Y para qué?”.

-“Pues para poder jubilarse tranquilamente, venir aquí, levantarse tarde, jugar un rato con sus nietos, dormir la siesta con su mujer y salir al atardecer a tomarse unas cervezas y a tocar la guitarra con los amigos”.

El pescador mexicano no solo consume menos, también produce menos y estoy seguro que al menos el medioambiente, en este caso el marino, se lo agradece.

Fuente fotografía: www.davidhammerstein.com

Noticias MW relacionadas:

– Ética Ambiental

También te puede interesar...

  • Mileu significa Medio Ambiente en holandés Además de unas vistas preciosas, nos permitiremos el lujo de asomarnos para conocer diferentes cuestiones medioambientales. Y no solo lo haremos para co ...

  • Nuestro primer término solidario va a ser precisamente un ejercicio de comenzar por el principio, por lo más básico, para todos aquellos que quieran acampañarnos desde cero y hasta el límite que p ...

  • Barib significa paz en turco Podemos coger nuestra mochila de exploradores de la verdad para escalara hasta Barib, el monte de la Paz, nuestro primer rincón, donde hablaremos de muchísimas cosas. ...

1 Comentario

    • luisinho
    • el 6/04/2009 a las 4:23 pm

    Muy bueno este artículo, tanto el concepto de decrecimiento como el ejemplo del pescador mexicano…
    ya lo decía Gandhi: “hay que aprender a vivir simplemente para que los demás, simplemente, puedan vivir”