Articulo Destacado »De puño y letra »Literatura »

Insomnio

despertadorQue no se me olvide. Mañana tengo que llamar a Rubén y preguntarle cómo le fue su examen. La una. El camión del agua debe estar al caer. ¿Y si le pido que vayamos a cenar mañana? Le tocaría a ella pero tengo ganas de verla. Qué pesado es el perro de la vecina. Fue bonito regalarle aquellos folios a la desconocida del tren, no se lo esperaba. ¿Y qué haría después? Quizá le contó a su pareja lo que le había pasado. ¿Y cómo se llamaría?, ¿Lucía?, ¿Ana?, ¿María? María le pega. A ver si mañana se me quita por fin este dolor de garganta. No levanto cabeza. La una y diez. Duérmete, anda, y no mires más el radio reloj. Mañana tengo que terminar ese informe. No veo claro el comienzo. «Los viajes se llevan uno de cada diez euros de nuestros bolsillos». Demasiado coloquial. «Viajar es uno de los gastos que menos nos reportan». Eso es mentira. Con lo bien que te lo pasaste el verano pasado en Buenos Aires, con Esther en aquella ciudad increíble. Cuántos perros había en Buenos Aires. La clave está en la idea de viaje y gasto. Me duele la cabeza. La una y veinticinco. Ya no mires más el radio reloj, por favor. Creo que mañana la llamo. No le diré nada de quedar, a ver si sale de ella. Le preguntaré cómo está. «¡Hola guapa!», «¡Ey! ¿Cómo estás?», «Yo muy bien, con ganas de que llegue el viernes», «Ya, yo también. ¿Quieres que cenemos esta noche?». No va a pedírmelo tan rápido ni de coña, pero bueno, por pedir… ¡El camión del agua! Hoy se ha retrasado. Son las dos menos cuarto. Miré el reloj, mierda. ¿Por qué se habrá retrasado? Tal vez sea nuevo el regador y ha derrochado demasiada agua antes de llegar a nuestra calle, y han tenido que ir a rellenar el tanque. ¿Dónde cogerán ese agua? En algún estanque no potable, lo dice bien claro el letrero: AGUA NO POTABLE. La almohada está caliente. Así es imposible dormirse. Venga, no pienses en nada y duérmete. «Un viajero no mira su bolsillo sólo hasta el regreso». Me gusta, aunque lo tengo que pulir…

Fuente de la fotografía: www.parasordos.com

Comparte este artículo

Si te ha gustado este artículo, compartelo.

También te puede interesar...

  • Salimos Cesia y yo el sábado a la mañana, o ya bien entrado el mediodía. Salimos desde Puebla, donde anda viviendo ahorita, a hora y media del DF. Como en los viejos tiempos nos aventamos un rai, ...

  • El cacareo de un gallo explotó en la habitación. "¿Dé dónde ha salido ese gallo?", pensó Tristán malhumorado mientras se desperezaba. A ciegas, Tristán buscó el interruptor de la lamparita. Per ...

  • En los meses de abril y mayo de 2009 en elmundodewayne.es llevamos a cabo nuestra primer "twitter-relato". Una experiencia novedosa de la mano de Aan, en la que en pqueños fragmentos de 140 caráct ...

3 Comentarios

    • Dr No
    • el 17/03/2009 a las 11:21 pm

    Pues no dice mucho…

    • omega
    • el 18/03/2009 a las 9:21 pm

    Claro que dice mucho. Refleja perfectamente las preocupaciones que tenemos antes de dormir, cuando en la cama das vueltas y vueltas pensando en millones de cosas que te pasan por la mente. Dice mucho.

    • Dr No
    • el 27/03/2009 a las 7:56 pm

    Qué perdida de tiempo pasarse la noche mareando la perdiz con recuerdos inútiles…