Actualidad literaria »Articulo Destacado »Literatura »

El fraile que escribía sobre asesinatos

Etiquetas: ,

frayEs fraile, filósofo, teólogo y escritor de novela policial. Fray Antonio de Sevilla (1973) descubrió su vocación por la literatura antes que las sandalias del pescador. Era un niño cuando redactó su primera historia y, desde entonces, ha mantenido la ilusión de publicar una novela.

Ese dulce momento ha llegado con la aparición en las estanterías de El caso Esteban, los asesinatos de Aracena. Esta obra es «una oportunidad de colaborar para que la visión de la sociedad cambie con respecto a la Iglesia» y «se tenga una visión más  abierta y que los cambios sean para mejor», cuentan en Europa Press. Ora et labora, por la salvación de las almas y el cuidado del rebaño de fieles de una particular manera.

La novela narra la historia de Carlos, un sacerdote de la Diócesis de Huelva recién ordenado. Carlos es enviado a Aracena para indagar las circunstancias de la violación de una joven y el asesinato de quién supuestamente la violó. Allí conoce a Pirri, un pillo que se convierte en su única ayuda.

El clima asfixiante de la localidad se alía en la investigación del crimen, un gran esfuerzo físico, intelectual y espiritual. De igual modo, las indagaciones llevan al personaje a aclarar muchas cosas sobre sí mismo, en la senda de la revelación. Fray Antonio ha presentado la obra como «una novela emocionante y directa que interesará a los lectores».

El escritor, perteneciente a la  Orden de los Hermanos Menores Capuchinos, ha confesado que «no siempre es  fácil escribir dentro de la Iglesia» y procura que lo que escribe no sea lo suficientemente escandaloso para sus compañeros de orden. Además de cumplir la Regla, fray Antonio quiere «mantener el atractivo para los lectores». De esta manera, el fraile intenta  «compaginar la vida de vocación y la pasión literaria, alcanzando el  justo equilibro que pueda satisfacer a todos». A hermanos, fieles y el Omnipresente.

El autor ha reconocido que su labor «tiene que pasar una ciertas censuras internas, pero hasta ahora tiene el visto bueno de los superiores». Por otro lado, ha aclarado que «espera que los lectores vean  que un fraile también puede escribir cosas interesantes, no sólo de  teología».

Fray Antonio mantiene su pulso con la literatura y ha anunciado que «aún no sabe si la siguiente obra continuará con los mismos personajes o viajará a otro lugar y a otros personajes».

Pero más allá de vocaciones, novelas y oraciones, lo que este fraile postula es algo que creyentes, infieles, ateos y demás calaña, viene oyendo desde el Concilio Vaticano II: «La Iglesia está cambiando, de acuerdo a  los parámetros de la actualidad y a los tiempos que trascurren».

Ficha:

Título original: El caso Esteban, los asesinatos de Aracena. caso
Año de publicación: 2009
Editorial: Jirones de Azul
Colección: Caleidoscopio
Páginas: 299

Fuente de las fotografías: comprateunlibro.com

También te puede interesar...

  • El pasado 15 de enero los cinéfilos estaban nerviosos. Las salas de cine estrenaban, por fin, Sherlock Holmes. Daba la sensación de que por primera vez en la historia el detective inglés aparecía ...

  • Acaba de terminar la tercera ponencia del día en la que han intervenido Gumersindo Lafuente, director de Soitu.es; Ícaro Moyano, Andrés Rodríguez, director de Esquire; Antonio Ábalos, director de ...

  • Culpar al hombre del cambio climático es una vieja teoría. James Ballard la utilizó en su primera novela, El mundo sumergido, publicada en 1962. Un mundo en el que los casquetes polares se han der ...

1 Comentario

    • fran
    • el 5/03/2009 a las 2:25 pm

    dios mio no tengo tiempo para leer todas las cosas que me gustaria…..